FUENTES DE ENERGÍA


Toda la energía contenida en los cuerpos terrestres proviene en última instancia del sol. Gracia a la energía solar pueden las plantas, en su función clorofílica, tomar del aire el alimento que necesitan, y con ello crecer y desarrollarse, sirviendo a su vez de alimento a los animales. La energía del sol fue la que hizo crecer los grandes bosques, que el quedar enterrados dio origen, en el transcurso de los siglos, al carbón o al petróleo, fuentes hoy de la mayor parte de la energía consumida por el hombre. El sol, igualmente, produce la evaporación sobre los mares y en causa responsables de la formación de nubes y lluvias, y éstas, de que existan ríos y embalses que produzcan electricidad en los salto de agua.

Modernamente se ha encontrado una fuente de energía independiente del sol: la energía atómica.

Fuente: Física Química, 4to, Autores: Constantino Marcos, Jacinto Martínez Pedido a Librería S.M. General Tabanera, 39, Madrid (19). Pág. 46 Y 47.