GRAVEDAD - Enciclopedia de Tareas

GRAVEDAD


Se llama así a la fuerza de atracción que la tierra ejerce sobre los cuerpos, tendiendo a llevarlos hacia el centro de la tierra. Por tanto, su dirección es la del radio terrestre. Esta dirección se denomina vertical, y viene dada por la plomada, aparato que consiste en un sólido pequeño y muy pesado, suspendido de un hilo. Por ser tan grande el radio de la tierra (unos 6.370 km.), las verticales en puntos próximos pueden perfectamente considerarse como paralelas, aunque en realidad se encuentren en el centro de la tierra.

Por mucha fuerza con que lancemos un objeto verticalmente hacia arriba, éste vuelve siempre a caer. Es que la fuerza de la gravedad es particularmente intensa. Para que un cuerpo logre escapar de la atracción terrestre necesita una velocidad mínima de unos 11800 m/seg., siendo así que la velocidad de los aviones más rápidos es unas 40 veces menor que ésta. Sólo muy modernamente han logrado objetos más allá de la luna.

La fuerza de la gravedad, tan grande, es también la que mantiene la atmósfera gaseosa que rodea la tierra, e impide que se pierda. La luna, 50 veces más pequeña que la tierra, tiene una fuerza de gravedad muy inferior a la terrestre, y por esto no ha podido retener su atmósfera, siendo hoy, en consecuencia, un mundo sin vida.

La intensa fuerza de la gravedad es igualmente la causa de que la caída de los cuerpos hacia tierra sea tan rápida, en línea recta y dirección vertical. Siempre que veamos que un cuerpo al caer no sigue la vertical, podemos asegurar que en su movimiento influye alguna otra fuerza, además de la gravedad. Así una bomba lanzada por un avión no cae verticalmente, sino según una trayectoria parabólica, porque además su peso influye en ella el impulso del avión.

Fuente: Física Química, 4to, Autores: Constantino Marcos, Jacinto Martínez Pedido a Librería S.M. General Tabanera, 39, Madrid (19). Pág. 35.