FUNCIONES DE LA VIDA ANIMAL - Enciclopedia de Tareas

FUNCIONES DE LA VIDA ANIMAL


Se llama también funciones de relación. Estas funciones nos ponen en contacto con el medio que nos rodea. Las funciones de la vida de relación son tres: sensibilidad, inervación y locomoción.

Digestión:
La digestión transforma los alimentos en sustancias de estructura química más simple. Estas sustancias sirven para reparar las pérdidas que sufre el organismo. Se llaman sustancias asimilables.

Absorción:
La absorción es el paso de las sustancias asimilables a la sangre y a la linfa.

Circulación:
La circulación lleva a todas las células del cuerpo el oxigeno y las sustancias asimilables. Al mismo tiempo, recoge de las células el dióxido de carbono y otras sustancias de desecho.

Asimilación:
La asimilación es la incorporación a las células de las sustancias transportadas por la circulación.

Desasimilación:
Es una función contraria a la asimilación. Las células expulsan ciertas sustancias que formaban parte de ellas. La circulación lleva esas sustancias a los órganos encargados de eliminarlas (pulmones, riñones, glándulas sudoríparas).

Respiración:
La misión de la respiración es hacer que el oxigeno del aire pase por la sangre, y al mismo tiempo, que el dióxido de carbono de la sangre pase por el aire.

Excreción:
Es la función consistente en expulsar las sustancias de desecho que resultan nocivas para el organismo.

Secreción:
Esta función consiste en la producción por parte de las glándulas, de sustancias útiles para la realización de otras funciones (saliva, jugo gástrico, bilis).

Reproducción:
Por medio de la reproducción se conserva la especie, dando lugar a formación de organismos iguales a sus progenitores.

Sensibilidad:
Esta función la realizan los órganos de los sentidos. Por medio de ellos nos ponemos en contacto con el medio exterior.

Inervación:
Es una función del sistema nervioso. La inervación es la comunicación entre las distintas partes del organismo.
Los órganos de los sentidos reciben impresiones y transmiten impulsos nerviosos, a través de los nervios, a los órganos centrales (cerebro, cerebelo, medula).
Los órganos centrales emiten impulsos nerviosos que se transmiten a través de los nervios a los músculos y a las glándulas.

Locomoción:
Es la función consistente en el cambio de lugar del cuerpo (marcha, carrera, natación). En la locomoción intervienen los sistemas nervioso, muscular y óseo.
_____________________________________________________________________________________
Bibliografía: Biología Humana, Anatomía, Fisiología e Higiene. Págs. 10-11 Autor: Mario E. Dihigo y Llanos. Médico Cirujano. La Escuela Nueva. Apartado 19092. Madrid (España).