PROPÓSITO DE LA PLANEACIÓN


 El propósito es simple, la planeación nos dice que es lo siguiente que debemos de hacer, hoy, mañana, esta semana, este mes o este año, para cumplir con lo que nos proponemos y así cumplir nuestras metas, sintiéndonos satisfactoriamente hoy, mañana, esta semana, este mes o este año.

La planeación no se relaciona con futuras decisiones, sino con el impacto futuro de presentes decisiones.
En la planeación debe trabajarse con el respaldo de los objetivos para determinar lo que debe realizarse para alcanzar esos mismos objetivos a una fecha específica.

La planeación no intenta eliminar el riesgo - esencial para el progreso -, pero asegura que los riesgos naturales sean tomados en el tiempo correcto.

La planeación intenta asegura el uso efectivo de los resultados disponibles que conduzcan al logro de los objetivos más importantes.

Planear es intentar prevenir crisis por aparecer; las series continuas de crisis por lo general indican una pobre planeación.

El objetivo no es el desarrollo de un “plan”, sino el establecimiento de un proceso de planeación como una parte rutinaria de la administración.