domingo, 25 de agosto de 2013

NECESIDAD DE AIRE PURO

Sabemos que un animal muere cuando se le mantiene en un recinto cerrado. Gasta el O2 y lo impurifica con CO2 que produce. De estos conocimientos se deducen los siguientes consejos:

1. Debe permanecerse el mayor tiempo posible al aire libre. El aire es más puro en el campo, en las playas, en los parques y en los jardines.

2. Debe evitarse permanecer largo tiempo en recintos cerrados. Sabemos que el hombre impurifica el aire que respira. Cada persona necesita 4m3 de aire por hora. Deben mantenerse abiertas las ventanas de los locales. Especialmente si en ellos hay muchas personas.

3. No debemos permanecer con animales en locales cerrados. La respiración animal es igual a la humana. Consume O2 y produce CO2.

4. No debemos permanecer con plantas y flores, durante la noche, en locales cerrados. Las plantas respiran como los animales. Toman O2 y exhalan CO2.
Durante el día se realiza la función clorofílica mediante la cual la planta absorbe CO2 y exhala O2.
Pero durante la noche no se realiza la función clorofílica que compensa los cambios químicos que ocurren en la respiración.

5. No debemos permanecer en los locales cerrados con lámparas de combustión encendidas. Se llaman lámparas de combustión las que producen llamas. Si colocamos bajo una campana una vela encendida, al poco rato se apaga. Ha consumido el O2 del aire que está bajo la campana.6. Debemos efectuar periódicamente ejercicios respiratorios. Los ejercicios respiratorios consisten en inspiraciones y espiraciones profundas. Ciertos movimientos de las extremidades superiores ayudan a la expansión del tórax.
Ejemplo:
a. Brazos en cruz, inspiración lenta y profunda.
b. Brazos abajo, espiración lenta y profunda.

Los ejercicios respiratorios aumentan la capacidad vital. El aire inspirado penetra hasta las partes más lejanas del hilio pulmonar. El O2 del aire es un gran antiséptico.

7. Conveniencia de someterse periódicamente a un examen médico.
La tuberculosis pulmonar es más curable cuando se descubre en sus comienzos. Son muy útiles los exámenes radiólogos (con los rayos X) a todos los miembros de las distintas comunidades (escuelas, talleres, cuarteles, etc.).

Bibliografía:
Biología Humana, Anatomía, Fisiología e Higiene. Págs. 145-147
Autor: Mario E. Dihigo y Llanos. Médico Cirujano. La Escuela Nueva. Apartado 19092. Madrid (España).