CLASES DE MORTEROS - Enciclopedia de Tareas

CLASES DE MORTEROS


Se denomina mortero a la mezcla de arena, cal o cemento y agua. La arena interviene como materia inerte cuya finalidad es dar solidez a la masa desecada y evitar el resquebrajamiento que se produciría si se empleara solamente el aglomerante; su característica es endurecerse con el tiempo y formar una masa común con los materiales que une.

Los morteros pueden ser simples y compuestos.

a) Morteros simples. Sólo intervienen el aglomerado disuelto en la cantidad de agua suficiente para formar una masa pastosa, en la que se prescinde de la materia inerte, o sea la arena.

Los más comunes son:

• Mortero de tierra. Esta formado de tierra y agua, y se emplea en aquellos trabajos de poca importancia. La aplicación del mortero es siempre con mampostería y adobes.

• Mortero de yeso. Hay tantos morteros de yeso como clases de yeso existen. Puede hacerse en seco o en fluido. No se emplea en trabajos al exterior o al aire libre, su aplicación más importante es para revoque de enlucido de tabique, paredes interiores, techos de bóveda etc., para unir ladrillos.

b) Morteros hidráulicos. Son aquellos morteros que tienen la particularidad de fraguar debajo del agua.
• Mortero de cal hidráulica. Es el mortero más usado, sobre todo para obras de albañilería, aunque generalmente se le añade algo de cemento. Formados por cal y arena. La cal puede ser aérea o hidráulica, de diferentes tipos. En cualquier caso, las resistencias mecánicas de estos morteros son bajas y en particular los confeccionados con cal aérea, si bien en un mortero, muchas veces, no se pretende tener resistencias mecánicas altas y son más importantes otras propiedades como pueden ser la plasticidad, trabajabilidad, el color, etc.

• Mortero de cemento Pórtland. Es el mortero en que se utiliza cemento como conglomerante. Este mortero es el mejor aglomerado para trabajar en la construcción. Como ejemplos tenemos los muros, bóvedas, pavimentos, entrepisos, depósitos, macizos muy cargados y cimientos en general; todos los trabajos que necesitan gran resistencia.

El agua necesaria para poder obtener un mortero de cemento Pórtland se ubica entre 16 y 25% del volumen de los materiales.

Los morteros con escasez de cemento dan morteros ásperos, por entrar en fricción los granos de arena que los componen y son difíciles de trabajar. Si por el contrario, la cantidad de cemento que contiene es excesiva, producirá retracciones, apareciendo fisuras.

La falta de trabajabilidad de los morteros puede corregirse añadiendo aditivos que sean plastificantes. También pueden mejorarse bien mediante la incorporación de cal, la incorporación de otros áridos o modificando la dosificación.

Fuente:
Manual de Autoconstrucción – Manos a la obra del Instituto Mexicano del Cemento y el Concreto (IMCYC-MEX). México

Tags: Morteros
Tipos de Morteros
Clasificación de los Morteros
¿Qué es un Mortero?