Día Nacional de la Juventud (Ley 20-93) - Enciclopedia de Tareas

Día Nacional de la Juventud (Ley 20-93)


Mediante el Decreto No. 361-92 del 8 de diciembre del 1992, fue creado el Día Nacional de la Juventud, para celebrarse el día 31 de enero de cada año, en honor a San Juan Bosco, patrón de la Juventud.

El día 5 de diciembre de 1993, el Congreso ratificó esta declaración mediante la Ley No. 20-93.

Mediante la Resolución 2007-96, la Secretaria de Estado de Educación y Cultura, estableció la semana del 24 al 31 de enero de Regocijo Escolar. En este campo realiza un gran trabajo la pastoral Juvenil, comprometida en lo que llama la Civilización del Amor, que consiste en tomar una nueva actitud frente a la vida.

La Civilización de Amor:

La civilización del amor es tarea y esperanza. No se trata de un sueño postergable para el futuro ni un desafío que se puede realizar en un día o en una generación. Es tarea día, es paciente construcción de dinamismos que motivan opciones, compromisos y proyectos que van transformando lenta, pero radicalmente la realidad. Es tiempo de siembra, de esperanza permanente en el que los pasos dados y los logros alcanzados invitan a seguir adelante.

La civilización del amor es decirle Sí a la vida, al amor como vocación humana, a la solidaridad, a la libertad y al diálogo, a la participación, al esfuerzo permanente por la paz, al respeto de las culturas, al respeto de la naturaleza. Es decirle NO a la cultura de la muerte.

Celebrar el día Nacional de la Juventud es decirle SI a la civilización del Amor.

En esta misma Ley 20-93, se establece lo siguiente en el artículo 3:

Se instituye el Premio Nacional a la Juventud, con la selección de los 10 jóvenes más destacados, previa selección de los 10 jóvenes mas destacados en cada provincia y 50 del Distrito Nacional.

Fuente:
CENAPEC, Desarrollo de Valores. Temas de Moral, Cívica y Urbanidad. Pág. 81-82. Santo Domingo, Rep. Dom. 1998.