EL PÁRRAFO INTRODUCTORIO


El párrafo introductorio (o los párrafos introductorios) está llamado a ser la presentación del tópico. Sin embargo, esta primera función asépticamente expositiva no es completa. Un buen párrafo introductorio también debe convencer al lector de que vale la pena seguir leyendo el resto del ensayo.

Dicho en otras palabras, para que el párrafo introductorio sea efectivo debe satisfacer dos requisitos que son: a) debe enunciar el tópico del ensayo y b) debe capturar el interés del lector.

El logro de este último requisito se puede alcanzar por medios muy diversos. No obstante, siempre conviene presentar posibilidades. No se trata de mecanismos infalibles y aplicables bajo cualquier condición. Son sólo una ayuda cuyo resultado va a depender de la sensatez con que el usuario los emplee.

1. Enfatizar la importancia del tópico.

El emisor puede impresionar al receptor mostrándole el interés de ese tópico en la actualidad, señalándole cómo puede afectar su propia vida o la de la humanidad, etc. Puede señalarle el rol que, objetiva o subjetivamente, ese tópico juega en la vida.

2. Formular una pregunta provocativa.


El interés del receptor puede estimularse mediante la formulación de una pregunta que no tiene una respuesta fácil, pero que es importante. El desarrollo del ensayo, en este caso, deberá preocuparse por darle a esa pregunta una respuesta lo más satisfactoria que sea posible.

3. Hacer una cita adecuada.


Si no se abusa de ella, la cita es un artificio fácil y efectivo para capturar la atención del lector. Sin duda, no se puede apelar a cualquier cita. Hay que escoger para estos fines citas impactantes, citas que toquen centros de toma de decisiones del receptor.

4. Enunciar la articulación de la exposición.

Una exposición sucinta del plan del ensayo puede interesar si ofrece, por lo menos, una idea de os aspectos más relevantes del ensayo que más adelante se va a leer.

5. Contar algún incidente o anécdota estimulante.

La narración de un incidente interesante o de una anécdota pertinente puede actuar como un estímulo que conduzca al lector hacia el desarrollo del ensayo.

Cualquiera de estos mecanismos puede estimular la atención y receptividad del lector con respecto al resto del ensayo. Naturalmente, la elección de uno u otro y su efectividad dependerá de la manera como los emplee el emisor.


FUENTE:Concepción. J.E, Mes. Manual Teórico- Práctico, Español II. La Vega, República Dominicana.
Tags:
¿Qué es el párrafo Introductorio?
Concepto de Párrafo Introductorio
Definición de Párrafo Introductorio
¿Cómo se hace un párrafo introductorio?
¿Cómo se hace una introducción?