ESTRATEGIAS DE LECTURA - Enciclopedia de Tareas

ESTRATEGIAS DE LECTURA


La lectura se refiere a la comprensión del texto por parte del lector. Es ponerse en contacto directo con éste para percibirlo, analizarlo, cuestionarlo e internacionalizarlo.

En esta etapa, el alumno tiene la oportunidad de relacionar las informaciones ya obtenidas en la pre-lectura. Esas informaciones previas pueden ser enriquecidas, verificándose o no, durante la lectura.

Entre las estrategias de lectura se pueden citar las siguientes:

1. El alumno se ha preguntas sobre el tema durante el proceso de lectura.
2. Compara sus supuestos con los planteados por el autor.
3. Subraya la idea central.
4. Reagrupa palabras claves.
5. Identifica causa y efecto.
6. Explica en voz alta lo leído.
7. Critica el texto.
8. Busca palabras en el diccionario,
9. Discute con otros lo leído.

Al organizar actividades de pre-lectura y lectura, el maestro debe tomar en cuenta cuales son los propósitos que se pretenden.

¿Incorporar nuevos conocimientos?
¿Aplicar lo aprendido?
¿Tomar conciencia de algún fenómeno social o natural?
¿Asumir una actitud crítica?
¿Recrearse?
¿Otros?

También debe tener bien claro cuales las competencias que se han de promover.

-Información
-Discriminación
-Análisis
-Síntesis
-Aplicación
-Intuición
-Destrezas motrices
-Otras

Definir con precisión que es lo que se quiere y cuáles son las competencias a impulsar, ayudan al maestro a hacer una adecuada selección de actividades con el libro de texto.

Durante el proceso de lectura, es importante que el lector se pregunte de qué o de quien se habla (sujeto), que se dice del sujeto, y qué relación tiene con lo leído con sus experiencias.

Para que la comprensión de la lectura se logre, es vital que el alumno domine el significado de las palabras del texto y si tiene duda sobre algún concepto, debe investigarlo.

El diccionario debe ser un instrumento de consulta permanente en el aula. No es posible aprender los principios y las leyes que rigen las ciencias, ni mucho menos aplicarlos, si el lector no tiene dominio de los conceptos que lo explican.

Cuando hay una verdadera comprensión, durante la lectura, el estudiante ve descodificado el mensaje que aparece en el texto escrito. Es decir, lo va traduciendo en su propio lenguaje y se va apropiando de éste. Es importante inducirlo a realizar una lectura reflexiva respecto a lo leído.

El maestro debe organizar estrategias que promuevan el cuestionamiento de lectura y la consulta a otros textos. Esto es muy valioso, pues los lectores tienen la oportunidad de constatar, profundizar e indagar más allá del texto.

Enfrentar la cultura de la lectura activa a la de la lectura dogmática puede constituir un importante desafío para los maestros. Para ello debe tomarse en cuenta el nivel de los lectores y el área con que se trabaja.


Fuente:
Lecturas sobre el uso del libro de texto y otros medios educativos. SEEBAC-BID. 1995. Pag. 20-23. Autor del Contenido: Maritza Rossi de Pérez.