Fusión (Cambios de Estado) - Enciclopedia de Tareas

Fusión (Cambios de Estado)


La fusión es el paso de un cuerpo del estado sólido al estado líquido por la acción del calor. Así, el hielo, la nieve, al calentarse se convierte en agua. El plomo y el estaño se funden para soldar los metales o cerrar los orificios de los utensilios metálicos. Para formar aleaciones de metales, acuñar moneda, etc.

Para estudiar la fusión de un cuerpo cualquiera, por ejemplo, la naftalina, se coloca este dentro de un tubo de otro, B, que sirve de baño de aire, con el fin de que el primero sea más uniforme la temperatura. El conjunto se introduce en baño de maría (un recipiente con agua calentada, por ejemplo, hasta los 100 C).

Leyes de Fusión en los Cambios de Estado:
1era. Cada cuerpo funde a una temperatura fija y determinada, llamada temperatura de fusión.
2da. Mientras dura la fusión, la temperatura permanece constante, absorbiendo calor.

La mayor parte de los cuerpos pasan directamente de sólidos a líquidos. Esto ocurre a los cuerpos cristalinos (o cristalizados); por eso esta clase de fusión se denomina franca o cristalina.

Pero hay cuerpos que al fundir empiezan por reblandecerse, pasando por un estado intermedio entre sólido y líquido llamado pastoso. Esta forma de fusión se denomina vítrea, por tener lugar en el vidrio. Igualmente en la cera, asfalto y otros cuerpos amorfos (no cristalizados).

En estos resulta difícil, no es imposible, determinar el punto de fusión. El reblandecimiento del vidrio al calentarlo tiene mucha aplicación para trabajarlo y darle la forma que se desee.

Hay cuerpos llamados infusibles, que antes de fundirse arden o se descomponen. Tal como ocurre con la paja, la madera, etc.

Cuerpos Refractarios; son aquellos que funden únicamente a temperaturas elevadísimas. Tales son la cal, los ladrillos, la arena, etc., con los que se recubren los altos hornos.


Fuente:
Física Química, 4to, Autores: Constantino Marcos, Jacinto Martínez. Pedido a Librería S.M. General Tabanera, 39, Madrid (19).