EL CAPITAL COMO RELACIÓN SOCIAL - Enciclopedia de Tareas

EL CAPITAL COMO RELACIÓN SOCIAL


En cualquier forma que funcione y en cualquier esfera que se emplee, el capital es siempre instrumento de explotación, de apropiación de trabajo ajeno. Este rasgo es típico del capital industrial, como del comercial y del usuario, existentes ya en las formaciones pre-capitalistas; la esclavista y la feudal. Sin embargo, el capital industrial, en tanto que valor se autoacrecienta, posee sus peculiaridades.

En primer lugar, se diferencia del capital comercial y usurario por las condiciones de su aparición. “El capital –escribía Marx- sólo surge allí donde el poseedor de medios de producción y de vida encuentra en el mercado al obrero libre como vendedor de su fuerza de trabajo, y esta condición histórica envuelve toda una historia universal. Por eso, el capital marca, desde su aparición, una época en el proceso de la producción social”. Y para el surgimiento del capital comercial y del usuario basta la existencia de la producción mercantil simple y de una esfera desarrollada de circulación.

En segundo lugar, el capital, en tanto que valor que se autoacrecienta, se diferencia de los capitales: comercial y usarario por el hecho de que el propietario lo emplea para comprar la mercancía fuerza de trabajo a fin de apropiarse el plustrabajo como resultado del consumo de dicha mercancía en el proceso de producción. El capital comercial atiende las necesidades de la circulación de mercancías, y la función del capital usurario consiste en la otorgación de préstamos.

En tercer lugar, se diferencia por la fuente de ingresos, los métodos de producción de los mismos y de su apropiación por el propietario del capital. La fuente de ingreso del capitalista es la plusvalía creada por el plustrabajo de los obreros asalariados en las empresas pertenecientes a los capitalistas.

En cuarto lugar, el enriquecimiento de toda la clase capitalista se realiza como resultado de la producción y de la apropiación de la plusvalía. La apropiación de los resultados del trabajo ajeno por los mercaderes y los usureros estuvo ligada a la redistribución del producto ya creado, del valor ya producido. La masa total de los valores materiales, del valor, no se acrecentaba en la sociedad a causa de que cierta parte de los mismos pasase de las manos de los pequeños productores, esclavistas o señores feudales a las manos de los mercaderes y usureros.

Así, el capital, en tanto que valor que se autoacrecienta, es una relación de producción de la sociedad burguesa, una relación entre sus dos clases fundamentales: la clase capitalista y la de los obreros asalariados. Dicha relación expresa la explotación de los obreros por los capitalistas, propietarios monopolistas de los medios de producción.

Fuente: Economía Política “CAPITALISMO” Manual, Grupo de Autores Encabezado por el Académico A. Rumiantsev. Editorial Progreso Moscú.