MECANISMOS DE ACCIÓN - Enciclopedia de Tareas

MECANISMOS DE ACCIÓN


Entre de los principales mecanismos de defensa, encontramos el mecanismo de acción, el cual se divide en Agresión, compensación y transferencia.

Agresión.
La persona, frustrada por dentro, ataca ciegamente, en descargue del mal humor habitual, a lo que sea. Puede hacerse por medio de palabras, gestos, actos, etc.

La violencia de la descarga no suele tener por causa la situación que la provocó, sino la frustración dicha; nace así el agresivo más insatisfecho y, por tanto, más agresivo; círculo vicioso.

Conviene distinguir entre agresión directa y desplazada; directa, cuando se ataca al mismo causante de la frustración; desplazada, cuando vuelca su furia contra otros inferiores. El padre que, ofendido en la oficina, viene a descargar sobre la esposa; ésta sobre la hijita; y ésta a su vez sobre el gato.

Lo mismo puede verse así; el niño suele descargar su tensión abierta y físicamente; pero a media que va creciendo, las expresiones de agresividad se vuelven más sutiles; así el estudiante que no puede atacar a sus padres ni hermano, recurre a hacer preguntas hirientes a su maestro, contar chistes picantes, etc. he aquí una buena lista de las formas más comunes de desplazamiento: (Cronbach, Psicología Educativa, p. 625).

- Ataque físico contra personas y propiedades.
- Ataques verbales, juramentos, imprecauciones.
- Competitividad, en deportes, más allá de los límites deportivos.
- Agresividad simbólica a través de cuentos, chistes; mentar la guillotina en clase del profesor duro.
- Preferencia exagerada por historias de guerra, películas de venganza, etc.
- Culpar a los demás de nuestras dificultades.
- Oposicionismo o negativismo habituales; llevar la parte contraria, cuando es posible; ser aguafiestas: “ya que no yo, tampoco los demás”.
- Resistencia a la ley, al orden… sociales.
- Espíritu de venganza, disfrazado de impulso de justicia, revanchismo social en el que ha sufrido marginación o pobreza.

Compensación.
El mecanismo que más estudió Adler. Un individuo que aspira a situaciones de superioridad, y no lo consigue, se desquita o “compensa” buscando sobresalir en otro campo. La joven que se siente fea puede compensarse estudiando muchísimo. Hay también compensación de tipo ficticio; uno aparenta más de lo que es precisamente para compensarse de algún defecto real, tal el jactancioso, el fanfarrón, el pedante, el terco.

Otros ejemplos, que pueden dar luz; padres que en casa no se siente bien, trabajan muchísimo en la oficina; madres que no se sienten bien en el hogar, hacen un apostolado muy grande; el mal estudiante aspira a ser excelente atleta.

Transferencia.
También es llamado desplazamiento. Consiste en traspasar la emoción, tenida en una situación, a otra completamente distinta; y ello como recurso defensivo. Así la mujer que ha dejado quemar el asado, se sorprende regañando a los niños; los esposos, resentidos entre sí, transfieren el resentimiento a los hijos.

Ordinariamente transferimos nuestros sentimientos hacia objetos o personas de quienes nada tenemos que temer, así el oficinista, maltratado por su jefe, a quien no puede respetar, maltrata a su esposa, etc. Es el caso de la agresión desplazada.

Fuente:
1. Hacia la Realización del Hombre (Fundamentos de Psicología). Mateo Andrés, s.j. 1994- R.D.