MECANISMOS DE REGRESIÓN - Enciclopedia de Tareas

MECANISMOS DE REGRESIÓN


Los mecanismos de regresión se dividen en regresión propia, conversión y retirada.

Regresión propia: consiste en volver a conductas infantiles, cuando la realidad se torna difícil; el adulto se echa a llorar, en vez de enfrentar la situación; vuelve a buscando el apoyo maternal, por ejemplo, la esposa joven que acaba de pelear con su esposo… Hay ocasiones en que la regresión es considerada natural, y no defensiva, v. gr., cuando sigue a situaciones incontrolables, como un naufragio, un incendio… decimos que hay regresión infantil cuando tales conductas se repiten ante cualquier dificultad… todos conocemos a la persona que, por cualquier cosita, se echa a llorar, recurre a vengancillas, se pone de moros, etc. El eterno quejoso hay que encasillarse aquí.

Conversión.
Consiste en transformar una frustración en dolencia física, enfermedad, etc. En este caso, la enfermedad es verdadera, pero psicógena; tales muchos dolores de cabeza, ulceras, trastornos estomacales, presión alta, asma, erupciones de la piel, irregularidades menstruales, etc.

Retirada.
No ya imaginaria sino física. Se trata de personas que se sienten tan mal por dentro que, ante una dificultad, se retiran de la situación real; así el estudiante que, fracasando en el hogar, se retira a su oficina...

Se retiran, generalmente, los que se sienten mal; pero con ella aumentan su “estar mal”… ya que el hombre, como social que es, solo se realiza con los otros.

Fuente:
1. Hacia la Realización del Hombre (Fundamentos de Psicología). Mateo Andrés, s.j. 1994- R.D.