EL PLOMO EN LA GASOLINA



Para poder emplear la gasolina en un motor de automóvil, ésta debe tener un número de octano correcto. El número de octano se relaciona con la detonación o el sonido de un motor de combustión interna.

La gasolina es el derivado más conocido del petróleo; está constituida por una mezcla de hidrocarburos volátiles. Contiene sobre todo alcanos, cicloalcanos y algunos hidrocarburos aromáticos (con átomos de carbono entre C6-C12). Entre los componentes de la gasolina, algunos son mejores combustibles para los motores de los automóviles que otros, y en ello estriba el problema del tratamiento posterior y refinación de la misma.

El funcionamiento adecuado de un motor de automóvil, depende de la eficiencia de la conversión de energía de combustión en energía mecánica. Se ha comprobado que los hidrocarburos de cadena lineal tienen mayor tendencia a producir detonaciones, es decir, la mezcla de la gasolina que contenga más de estos hidrocarburos y aire, se quema muy rápido, provocando que el pistón se extienda antes de que el cigüeñal haya completado su ciclo, ocasionando un golpeteo dañino para el motor. El cambio, la mezcla de aire y gasolina que contenga más hidrocarburos ramificados y aromáticos, produce el impulso suave deseado.

El número de octano u octanaje de un hidrocarburo es la medición de la tendencia a producir detonaciones.


Fuente:
Contaminación Ambiental: Apuntes Químicos. Francisco Terrero Galarza, Dirección de Publicaciones, ® 1997. Editora Universitaria- UASD-Sto. Dgo. Rep.Dom. Págs. 17