Modalidades de una Entrevista


Modalidades de una entrevista se pueden clasificar por el grado de estructuración de la misma.

Según el grado de estructuración de la entrevista:
1. Entrevista dirigida o de cuestionario-entrevista: Cuando se definen de antemano el orden y la formulación de las preguntas planteadas al entrevistado.

2. Entrevista no dirigida: Cuando no existe una pauta rígida a seguir y cuando la entrevista sigue las rutas que propone el entrevistado.

3. Semi dirigida o no directiva: Cuando se trata de asegurar que el entrevistado toque una serie de temas definidos de antemano, dejándolo en libertad de hacerlo en el orden que quiera y permitiéndole detenerse en los aspectos que considere más relevantes. (Giroux: 2004)

Otras clasificaciones según el grado de estructuración de la entrevista:

1. Entrevista cerrada: sigue una lógica de cuestionario, aquí las preguntas, su orden y la manera como formularlas, ya están definidas de antemano.

2. Entrevista abierta: es más flexible, la forma de desarrollar la entrevista depende en gran medida de la situación concreta y, en esa medida, tiene otra manera de afrontar las contingencias.

La entrevista abierta no tiene como rasgo principal la libertad para preguntar. La medula de la entrevista no está en el acto de preguntar. La libertad del entrevistador tiene sentido en la medida de que permite que el entrevistado configure el campo de la entrevista según su estructura psicológica particular. ((Bleger, José, 1985).

Fuentes:
“La entrevista”, recuperado el 28 de diciembre de 2013, de:
imas2010.files.wordpress.com/2010/06/la_entrevista.ppt