USO DEL PUNTO EN LA ESCRITURA - Enciclopedia de Tareas

USO DEL PUNTO EN LA ESCRITURA


El punto (.) señala la pausa que se da al final de un enunciado. Después del punto - salvo en el caso del utilizado en las abreviaturas- siempre se escribe mayúscula.

Hay tres clases de punto: el punto y seguido, el punto y aparte y el punto final.

a) El punto y seguido:
Separa enunciados que integran un párrafo. Después de un punto y seguido se continúa escribiendo en la misma línea. Si el punto está al final de reglon, se empieza en la siguiente sin dejar margen. Por ejemplo:

Llegaron tempano a la playa. El mar estaba maravilloso. Se bañaron, jugaron con el agua y luego salieron a comer.

b) El Punto y aparte:
Separa dos párrafos distintos, que suelen desarrollar, dentro de la unidad del texto, contenidos diferentes. Después de de punto y aparte se escribe una línea distinta. La primera línea del nuevo párrafo debe tener un margen mayor que el resto de las líneas que lo componen, es decir que ha de quedar con sangría. Por ejemplo:

La tarde estaba grisácea aquel día. La lluvia jugaba con la tierra llenándola de salpiques de agua.

Los niños, sentados en el balcón, fabricaban barcos de papel.

c) Punto Final.
Es el que cierra el texto.

Uso incorrecto del punto:
Los títulos y los subtítulos de libros, artículos, capítulos, obras de artes, ect., cuando aparecen aislados, no llevan punto final. Ejemplos:

Cien Años de Soledad
La Fiesta del Chivo


Fuente:
Orientación Universitaria, UTESA, 2001, Santiago de los Caballeros, R.D, Ed. NANI, CxA.