EL PÁRRAFO DE DESARROLLO - Enciclopedia de Tareas

EL PÁRRAFO DE DESARROLLO


El párrafo de desarrollo (o los párrafos de desarrollo) constituye el centro del ensayo. En estos párrafos el emisor ha de analizar de manera detallada las ideas principales del tópico enunciado en la introducción.

Las ideas susceptibles de aparecer en el desarrollo de un ensayo como ideas principales están sujetas y limitadas al alcance que se le haya dado al tópico en el ensayo introductorio. Este funciona con respecto al desarrollo del ensayo de la misma forma que la oración temática con respecto al resto de un párrafo específico.

Cuando el ensayo se concibe con el propósito de explicar un proceso, el desarrollo debe describir clara y lógicamente las etapas del proceso que se consideren pertinentes.  Un ensayo de este tipo puede enseñar, estimular la curiosidad y entretener. Para lograrlo hay que incluir algo más que datos, fechas, fórmulas y recetas. Pueden incluirse, además, incidentes divertidos o dramáticos, hechos particularmente sorprendentes, etc. siempre y cuando vengan al caso.

Si el ensayo se piensa con el propósito de construir una definición, la aproximación al objeto ha de ser mucho más abierta y amplia que la del diccionario. Normalmente en el desarrollo de un ensayo de este tipo la definición se construye a partir de la segmentación racional de las partes constitutivas del todo con el propósito de proveer una aproximación novedosa al tópico.

Hay otras variantes como son los escritos orientados a sugerir un enfoque nuevo, los orientados a ilustrar y comentar algún aspecto del tópico y los que pretenden clarificar y revisar una práctica vigente.

En los casos en que el ensayo pretende defender una opinión, el desarrollo ha de presentar la evidencia pertinente. Esta evidencia se presentará como argumentos o contra argumentos destinados a mostrar por qué se defiende o se ataca un punto de vista determinado.