INSTALACIÓN DE LOS TALLERES DE PIE DE OBRA


Sea cual sea la magnitud del taller siempre se debe prever de antemano su instalación y organización.

Decimos que debe ser una instalación racional: ha de respetar plazos impuestos, evitar derroche de mano de obra, materiales y máquinas y facilitar siempre la correcta ejecución de las tareas.

La organización de antemano será en una oficina técnica para el caso de talleres de gran importancia o a pie de obra para otros no tan trascendentes.

Cuando hablamos de instalaciones nos referimos a todas las construcciones auxiliares y máquinas necesarias para la ejecución de una obra:

a- Componentes
- Vallas, cercado y señalización.
- Instalaciones auxiliares, como son las oficinas, vestuarios, SS.HH., duchas, garages de bicis y motos, etc.
- Vías de acceso y circulaciones internas.
- Obradores de hormigón, hierro y madera.
- Depósitos y almacenes de materiales y herramientas.
- Sistemas de elevación y traslado.
- Servicios públicos como pueden ser el agua, la electricidad, evacuación de efluentes, teléfono, internet, etc.

b- Componentes relacionados: el parque de máquinas y aparatos móviles utilizados en la construcción.
- Camiones.
- Volquetas.
- Palas mecánicas.
- Camiones de bombeo de hormigón, etc.

La distribución de los costos originados por las instalaciones a pie de obra se incluirán en los precios unitarios cuando se trata de instalaciones de pequeña envergadura o constituyen una partida independiente si son más importantes.

Estudio del plan de instalación y ordenación del taller de pie de obra.
La instalación siempre es el resultado de un estudio realizado con suficiente antelación, es decir, antes de iniciarse el grueso de la obra. Dicho estudio es realizado por el personal técnico de la empresa y es fundamental poseer conocimientos de:

- La empresa, sus máquinas, herramientas, personal estable, moldes, capital disponible, etc.
- Los recuados, no sólo el proyecto a construir sino los plazos, el plan de avance, el sistema constructivo a emplear, los metrajes, etc.
-El lugar y la situación del terreno donde va a levantarse la construcción (dimensiones, altimetría, árboles, etc.) y de las vías de acceso y posibilidades de enlace con las distintas redes de canalización de agua, electricidad, teléfono, etc.
- Saber cómo se van a efectuar los desplazamientos internos de la obra (grúas, montacargas).
- Saber el tipo de aprovisionamiento de los materiales.

Siempre hay una instalación principal en función de la cual se ubican las instalaciones secundarias y equipos. La ubicación de las instalaciones buscan siempre disminuir al máximo los desplazamientos inútiles de los operarios.

Los accesos y caminos deben permitir el acceso a todos los puntos que sea necesario aprovisionar, reduciendo así los transportes a mano de los materiales. Deben ser lo suficientemente anchos como para que puedan cruzarse dos vehículos.

La oficina, administración, se ubicará de manera tal que desde allí se pueda ver la entrada de los talleres y el lugar de trabajo.

Los vestuarios deben estar lo más cerca posible del lugar de trabajo.

Los talleres serán necesarios para la realización de los elementos prefabricados confeccionados a pie de obra.

- Obrador de hormigón: Debe de estar relacionado con la descarga de áridos, el almacenaje de cemento, debe presentar acceso a agua, tenerse en cuanta el espacio ocupado por la hormigonera y cómo serán los desplazamientos del hormigón hacia las distintas partes de la obra, por lo cual deberá estar vinculado a la grúa, montacargas, etc.

- Obrador de madera: Consta de una serie de instalaciones para su buen desempeño. Un depósito para el almacenamiento de planchas y tablas, un banco de medición y marcado, una zona de corte en la cual podrá haber una sierra circular, los bancos de montaje y un lugar de almacenamiento de los paneles terminado que deberá, no sólo estar bajo techo sino ubicarse dentro del radio de acción de la grúa. Habrá a su vez un lugar destinado a los desperdicios, de modo de colaborar con el orden de la obra.

- Obrador de hierro: Contara con un depósito (varillas levantadas del suelo y clasificadas), una zona de medición y corte, otra de doblado, luego se pasa al armado y de allí al depósito donde la grúa los levantará.

A su vez es importante marcar la diferencia entre trabajar en una zona urbana, entre medianera, y en zonas alejadas. En la primera se requiere mucho más ingenio y cuidado, el espacio es mínimo, la ocupación del edificio en el predio tiende a ser alta y muchas veces se altera la estabilidad de la construcción, coordinando la estructura del edificio con el ingreso y egreso de vehículos a la obra. En terrenos más alejados, está la dificultad del costo de los fletes, por lo cual se debe de prever mayor espacio de acopio de materiales.

Es importante destacar que el plan es un proyecto espacial y temporal, es dinámico, varía durante el transcurso del desarrollo de la obra. El mismo se expresa a través de plantas y alzados a escala que grafican la disposición de los factores de producción, ubicación del edificio, de las instalaciones y componentes e incluye esquemas de organización (vías de acceso y evacuación, circulaciones, radios de acción de las máquinas, etc.

Importancia de las instalaciones
La importancia de las instalaciones siempre es proporcional al volumen de trabajo a realizar, los plazos de ejecución, la cantidad y tipo de obreros (varía si es una empresa o auto-construcción); el tipo de aprovisionamiento de materiales (a granel, embolsados, silos), la incorporación de elementos prefabricados.)

Las instalaciones se pueden construir a partir de instalaciones auxiliares, como es el caso de los containers; utilizar construcciones ya existentes como instalaciones auxiliares, o bien construir dichas instalaciones.

Fuente:
http://todofarq.blogspot.com/p/organizacion-espacial.html