FISIOLOGÍA RESPIRATORIA: HIPOXIA


HIPOXIA HIPOXICA: incapacidad del oxígeno para llegar a la sangre. Cuando existe poca cantidad de O2 atmosférico, el grandes alturas debido a obstrucciones en las vías respiratorias (como en tumores que comprimen las vías) también es debido al aumento del grosor de la membrana respiratoria (neumonía o pulmonía) o porque exista un descenso en la membrana respiratoria (enfisema pulmonar)

HIPOXIA POR ESTANCAMIENTO: existe una incapacidad para el transporte de O2 a los tejidos, porque hay un descenso en el flujo sanguíneo. Como por ejemplo en patologías cardiacas (insuficiencia cardiaca) o hemorrágicas (disminución de la volemia)

HIPOXIA ANÉMICA: sucede cuando hay muy poca hemoglobina para el transporte de O2, debido a que existe una anemia por déficit de glóbulos rojos o por un descenso de la hemoglobina encargada del transporte de O2, también puede ser ocasionada porque la hemoglobina está siendo usada para el transporte de otro gas, como el CO (afinidad de la hemoglobina por este gas)

HIPOXIA ALVEOLAR: provoca una hipertensión arterial pulmonar precapilar, que asociada al aumento del gasto cardíaco, conlleva modificaciones importantes en la hemodinámica pulmonar. La hiperventilación provoca una alcalosis respiratoria que interferirá en la regulación de la circulación cerebral.

HIPOXIA CEREBRAL: es el origen de numerosas perturbaciones de las funciones nerviosas y neuro-endocrino centrales. Se alteran, el sueño, la vigilia y el apetito; aumenta la secreción de catecolaminas, vasopresina y péptidos natriuréticos, mientras se inhibe la de aldosterona y de la hormona de crecimiento.


Fuente:
http://www.aibarra.org/Apuntes/Fisiologia/