CULTIVOS HIDROPÓNICOS


NUTRIENTES Y RIESGOS DE ESTOS CULTIVOS
Nutrientes principales, que son los que las plantas requieren en mayores cantidades, y los nutrientes menores, también llamados micronutrientes o elementos menores, que son tan esenciales como los primeros, pero requeridos solamente en cantidades ínfimas. Los que integran el primer grupo son el nitrógeno, el fósforo, el potasio, el calcio, el magnesio y el azufre; los restantes, son los considerados micronutrientes.

Nutrientes Menores o Microelementos
Los nutrientes menores o microelementos, son los que siendo esenciales para el desarrollo de las plantas, están contenidos en ellas, en muy pequeñas cantidades, que van desde 0,01 % hasta 0,0001 %. Este grupo de nutrientes está compuesto por los siguientes: hierro (Fe), cobre (Cu), manganeso (Mn), boro (B), zinc (Zn), molibdeno (Mo) y cloro (Cl).

Otros Elementos
Existen elementos cuyo valor nutricional es ínfimo, pero que sin embargo, en algunos casos puntuales, suelen tener influencia sobre la calidad de los frutos o semillas obtenidas y otros que son esenciales para el organismo humano o de los animales y que llegan a éstos, a través de los vegetales. También tienen presencia, aquellos que sin ser esenciales para las plantas, actúan indirectamente, ya sea como catalizadores de procesos o modificando el medio en que se desarrolla la planta, y permitiéndole a ésta, mejorar su perfomance.

Soluciones Nutritivas
La solución nutritiva, es quizá la parte más importante de toda la técnica hidropónica. Se trata nada menos que de la alimentación de la planta, que al estar exclusivamente a merced de nuestro acierto en la elección y preparación de los nutrientes que le suministraremos - ya que no dispondrá de la posibilidad que tienen cuando son cultivadas en tierra, de proporcionarse los alimentos y el agua por sus propios medios - deberá, cobra una vital importancia.

RECIPIENTES DE CULTIVOS
Los tipos de recipientes y contenedores que se pueden usar o construir deben estar de acuerdo con el espacio disponible, las posibilidades técnicas y económicas y las necesidades y aspiraciones de progreso y desarrollo del grupo familiar.
Para iniciar la HHP e ir adquiriendo los primeros conocimientos prácticos podemos utilizar, por ejemplo, cajones de empacar frutas; neumáticos o llantas viejos; bañeras infantiles; fuentes plásticas en desuso; o bidones plásticos rotos, recortados por la mitad. Recipientes tan pequeños como los envases plásticos para helados, los vasos plásticos desechables y los potes de aceite o margarina, son suficientes para cultivar acelgas, cebollas, cilantro, lechugas, perejil y otras hortalizas.
Las bolsas o mangas plásticas de color negro, como las que se usan para plantas de vivero, son recipientes económicos, fáciles de usar y muy productivos en pequeños espacios. Las bolsas son aptas para especies como tomate, pepino, pimiento, pimentón y cebolla.

A medida que se progresa en el aprendizaje y se comprueba la eficiencia del sistema se pueden instalar en las paredes canales o canoas hechas con plástico negro, sostenido con hilos o pitas colgadas de las paredes o colocadas en la base de ellas. Si se dispone de espacio suficiente es importante no quedarse solamente con estos contenedores pequeños; el progreso en conocimientos debe unirse a la ampliación del tamaño de los cultivos y a la diversificación de las especies. Una superficie de 30 metros cuadrados de HHP permite obtener un ingreso constante a lo largo del año.

En la expansión de la huerta pueden incluirse contenedores de madera de por lo menos 1,5 metros cuadrados de área, mangas verticales y otro tipo de estructuras más productivas y que demandan el mismo tiempo y esfuerzo que una gran cantidad de los pequeños recipientes que nos han servido para adquirir las primeras experiencias. En la Clase 2 del video sobre HHP, complementario a este Manual, se puede observar la construcción de un contenedor.

Si además de producir alimento sano para nuestra familia deseamos obtener un ingreso extra a través de la huerta hidropónica popular, debemos pensar en construir un número de contenedores que nos permitan una mayor producción de especies vegetales (hortalizas, plantas medicinales, ornamentales y forrajeras).

SEMILLAS, SEMILLEROS Y TRASPLANTE

Primero que nada amigos, debemos de saber que una semilla esta formada de tres partes: el embrión, los tejidos de almacenamiento y las cubiertas protectoras. La semilla va ser el inicio de nuestro proyecto con el objetivo final de obtener un alimento saludable en nuestra mesa o la de nuestros clientes. Algo que no se nos debe de olvidar es que algunas hortalizas se propagan a partir de esquejes o raíces (como por ejemplo la fresa y la papa); pero la mayoría de las hortalizas se originan de semillas. Ante esto, es esencial disponer de semillas de alta calidad; es por eso que en Hydro Environment te proporcionamos solamente semillas de alto poder germinativo.

¿Cómo germinar las semillas?
La germinación comprende tres etapas sucesivas:
1) La absorción de agua por remojo o humectación, causando su hinchamiento y la ruptura de la cubierta protectora. El primer paso para que se inicie la germinación es que la semilla entre en contacto con el agua.
2) En esta etapa la semilla inicia lo que se conoce como actividad enzimática y el metabolismo respiratorio, ya que comienza a asimilar sus reservas que le ayudarán a emerger el embrión.
3) Es en esta tercera etapa, donde por fin observaremos el crecimiento. De un día a otro podemos ver la emergencia de la raíz y posteriormente el tallo.
PARA QUE ESTE PROCESO SE LLEVE A CABO CON ÉXITO, ES NECESARIO QUE EXISTA HUMEDAD, OXÍGENO Y UNA TEMPERATURA ADECUADA.
Esto lo logramos utilizando el sustrato correcto. Te recomendamos para la germinación el uso de perlita, vermiculita , ó por ejemplo tezontle en forma de polvo; ya que retienen la humedad suficiente y por su porosidad permiten una excelente circulación del oxigeno.

a)El agua
Está es fundamental para que la semilla se rehidrate y exista un medio acuoso donde los procesos metabólicos puedan llevarse a cabo. Te recomendamos que realices un remojo de 12 horas, de las semillas para acelerar el tiempo de germinación de las semillas. Si quieres evitarte el paso de dejar remojando las semillas, puedes sembrarlas directamente en el sustrato manteniendolo siempre húmedo.

b) Los gases
En la germinación se comprende un intercambio de gases, la semilla libera bióxido de carbono e ingresa oxígeno. Para que esto se nos haga más fácil de entender, debemos de considerar que las plantas son seres vivos que tienen los mismos requerimientos que nosotros para poder vivir; es por eso que para lograr una buena distribución del oxígeno, se deben utilizar sustratos muy porosos como por ejemplo la agrolita y la vermiculita .

Plagas y Enfermedades en Cultivos Hidroponicos
El manejo de la nutrición mineral es fundamental en el éxito de los cultivos hidropónicos, ya que éste es el factor que permite a las plantas su desarrollo y producción. Sin embargo, este proceso puede ser alterado por enemigos externos (plagas y enfermedades causadas por hongos, bacterias y virus) que buscan aprovecharse de las buenas condiciones de desarrollo en cualquiera de sus estados, desde los almácigos hasta la cosecha, afectando con su presencia tanto la cantidad como la calidad de los productos hortícolas.

Es importante aprender a reconocer los organismos que generalmente viven dentro de los cultivos, ya que no todos ellos son perjudiciales para las plantas y, por el contrario, algunos son benéficos porque se alimentan de los que sí son plagas

LAS PLAGAS MÁS COMUNES:

• Áfidos o pulgones:
son insectos chupadores de varios colores en que viven en las partes más tiernas de las plantas. Viven en colonias numerosas y segregan sustancias melosas que atraen hormigas y además facilita el desarrollo de un hongo que forma una costra negra sobre la hoja.
• Minadores (Lyriomiza):
Las larvas forman minas o “caminos” en las hojas de color claro. Los adultos son moscas muy pequeñas que tienen puntos blancos en su espalda.
• Mosca blanca: Insectos chupadores que, al alimentarse transmiten gran cantidad de enfermedades virales, tales como el virus del mosaico del tomate. Los adultos son pequeños insectos voladores de color blanco.
• Trips: insectos chupadores muy pequeños. Comúnmente atacan los brotes, flores y frutos de cebolla, chile dulce y tomate, entre otros, provocando deformaciones.

RECOLECCIÓN Y COSECHA
En la cosecha se debe tomar en consideración, si se trata de una huerta familiar o comercial. Si es familiar se cosecha por parte y si es comercial se cosechan las plantas y frutos llenos.

BIBLIOGRAFÍA
http://www.slideshare.net/Ecocem/cultivos-hidroponicos-2
http://html.rincondelvago.com/cultivo-hidroponico.html
http://www.infojardin.net/glosario/peciolado/periodo-vegetativo.htm