DEPRECIACIÓN DE ACTIVO FIJO - Enciclopedia de Tareas

DEPRECIACIÓN DE ACTIVO FIJO


Los activos fijos, con la excepción del terreno son de utilidad para una empresa únicamente por un número limitado de años y el costo de cada activo se distribuyen como un gasto en los años límite. Los contadores utilizan el término para describir esta convención o deuda del costo de un activo en un gasto.

Podemos definir como depreciación a la disminución equitativa del costo de adquisición de un activo fijo por el uso o desuso y abuso del mismo.

La depreciación es la disminución del valor de propiedad de un activo fijo, producido por el paso del tiempo, desgaste por uso, el desuso, insuficiencia técnica, obsolescencia u otros factores de carácter operativo, tecnológico, tributario, etc.

CAUSAS DE LA DEPRECIACIÓN DE ACTIVO FIJO
Las principales causas de la depreciación son las siguientes:
1) El deterioro que sufren los bienes a través del transcurso del tiempo o a través de su buena o mala utilización.

2) La debilitación, agotamiento que se genera en el caso de los materiales adquiridos para ser sometidos a actividades forzosas.

3) Sufre depreciación a través del deterioro a causa de un fenómeno natural.

4) Sufre debido a la obsolescencia económica, esto se debe aparición en el mercado de otros bienes que logran un mejor nivel de producción, o bien, que logrando igual nivel de producción, lo hacen en forma más económica (mayor eficiencia).

La depreciación sobre los equipos de manufactura no necesariamente representa un gasto del periodo en el cual se registra; el cargo de depreciación va primero involucrado al inventario de mercancías manufacturadas, o el costo de este inventario se deduce de los ingresos como un gasto del periodo en que se venden las mercancías.

CLASIFICACIÓN DE LA DEPRECIACIÓN DE ACTIVO FIJO:
La depreciación puede ser de dos tipos:
Depreciación Fiscal
Depreciación Contable

DEPRECIACIÓN FISCAL:
La depreciación fiscal, llamada también amortización, es la tasa del valor de pérdida medido en porcentajes, que se genera en cada activo de una manera anual.

DEPRECIACIÓN CONTABLE:
Este tipo de depreciación tiene lugar en el enfoque del valor de los activos. Es decir, en esta todos los bienes tienen una vida económica o una vida útil estipulada, la cual se debe a su utilización o desuso.

La depreciación es una manera de asignar el coste de las inversiones a los diferentes ejercicios en los que se produce su uso o disfrute en la actividad empresarial.

La depreciación contable se hace basándose en los principios contables generalmente aceptados.

Los métodos utilizados para el cálculo de la depreciación contable son:
1. Línea recta.
2. Depreciación acelerada (saldos declinantes y suma de los dígitos de los años).
3. Unidades Estimadas de producción.
4. Horas trabajadas.
5. De anualidades.
6. Fondo de Amortización real.

MÉTODO DE LA LÍNEA RECTA:
Este es el método de mayor aceptación entre las empresas, por ser el más simple de los métodos existentes para el cálculo de la depreciación.

Este método asigna el mismo valor de depreciación a gastos en cada período.

La fórmula a emplearse para dicho método es:

D= CA-VR / T

Donde:
D= Depreciación.
CA= Costo adquisición del activo.
T= Tiempo.
VR= Valor de rescate o desecho.

COSTO DE ADQUISICIÓN:
Es el costo que comprende toda erogación emitida, incluyendo los valores de instalación, para dejar el activo en funcionamiento.

VALOR RESIDUAL:
Es el importe que puede recuperarse de la venta de un activo fijo al quedar fuera de servicio. Este valor debe ser neto; después de reducir los costos de desmantelamiento y traslado.

VIDA ÚTIL ESTIMADA: 
Esta resulta efectuada por las reparaciones. La política de reparaciones debe tomarse en consideración al estimar la vida de activo de que se trate. Puede expresar en tiempo, como en años o meses, en periodos de operaciones u horas trabajadas, en unidades producidas, etc.