¿QUÉ ES LA EVAPORACIÓN?


Se define como “evaporación” al proceso o fenómeno mediante el cual un líquido pasa lenta u gradualmente a un estado gaseoso, una vez que éste haya adquirido la energía necesaria para aumentar su superficie (expandirse).

En el caso de las aguas, la agitación de sus moléculas por acción de incremento del calor provoca que éstas logren ganar la energía suficiente para desprenderse del resto del líquido y así convertirse en vapor.

Este término no debe confundirse con ebullición, ya que la evaporación no requiere de una temperatura en particular, más aun, cuanto mayor sea esta, en menos tiempo se provocará la evaporación.

Factores que provocan la evaporación:

Existen factores que son los principales causantes de este fenómeno de la naturaleza, estos factores son:

1. Radiación Solar.
Es el factor más determinante de la evaporación, ya que es la fuente de energía de dicho proceso. Se refiere a los rayos del sol sobre los cuerpos de agua.

2. Viento.
Es el factor más importante después de la radiación, ya que renueva el aire próximo a la superficie de evaporación, incrementándola.

3. Humedad de la Atmosfera.
Es un factor determinante en la evaporación, ya que para que la misma se produzca, es necesario que no esté saturado el aire próximo a la superficie de evaporación.

4. Temperatura del aire.

Cuando existe una temperatura elevada en el aire, es factor muy ventajoso, ya que, crea una convección térmica ascendente que facilita la aireación de la superficie del líquido.

5. Tamaño de las masas de aire.
El volumen que poseen las aguas son elementos que de una manera u otra afectan a la evaporación.

6. Grado de Salinidad.

Esta es más apreciable en los mares y los océanos, debido al alto grado de salinidad limitan la tasa de evaporación.