REORDENAMIENTO VIAL - Enciclopedia de Tareas

REORDENAMIENTO VIAL


Se puede definir el tráfico como el tránsito de personas, animales y vehículos por las vías, sin más limitación que las impuestas por la ley u otras disposiciones que las desarrollen.

El tráfico o circulación vial se define como: el tránsito de personas, animales y vehículos por las vías que son utilizadas por una colectividad indeterminada de usuarios, sin más limitaciones que las impuestas por la ley o las disposiciones de carácter general que las desarrollen.
La ordenación del tráfico son todas aquellas medidas que tienden a organizar y distribuir las corrientes circulatorias de vehículos y peatones, de acuerdo con el espacio disponible en las vías públicas.

En la sociedad actual se realiza una serie de actividades cotidianas relacionales unas con las otras. Entre éstas, cobran un papel relevante las vinculadas con el tránsito en la vía pública y su interrelación. La vialidad interna tiene como función propiciar acceso e interrelación entre todas las partes de una zona, mediante un plan de ordenamiento vial, de acuerdo con los requerimientos de los usuarios. (https://prezi.com/h-qdofsmrpm8/propuesta-de-nomenclatura-y-ordenamiento-vial-para-el-casco/).

Plan de reordenamiento vial
Un plan de reordenamiento vial resulta ser una de las herramientas más valiosas para solucionar los problemas generados en la vía pública, pues:

Permite planificar las mejoras de las distintas áreas en forma coherente y sostenida.
Controla el tráfico mediante los sistemas de gestión del tránsito rodado, que aplica las normas, reglamentos, métodos y señales de tránsito.

Permite el movimiento fluido del transporte urbano y extra urbano, analizando el origen-destino y volumen del flujo de la población.

Favorece la seguridad y la movilidad de los peatones por lo general en zonas céntricas de las ciudades. (https://prezi.com/h-qdofsmrpm8/propuesta-de-nomenclatura-y-ordenamiento-vial-para-el-casco/).

Reordenamiento vial en Municipios
Estos planes tienden a la solución de problemas, como:
Falta de señalización, señalización defectuosa y ausencia de inversiones en el área durante los últimos periodos. Esto suele suceder tanto en el casco urbano como en las principales vías de acceso y los caminos rurales más importantes. También es característico la falta de un programa de mantenimiento de las existentes.

Congestionamiento vehicular y contaminación atmosférica a las horas de mayor tránsito.

Alta tasa de accidentes en puntos perfectamente individualizados.
Falta de espacios para el estacionamiento en el casco urbano y en especial para el transporte urbano y extra urbano.

Ausencia de categorización racional de las vías. No segregación del tránsito. Desorden en los sentidos de circulación.

Falta de jerarquización del órgano de control vial, frente a la comunidad en general.
Ausencia de educación vial en los distintos sectores de la sociedad.
Alta velocidad y rebase desordenado del transporte en algunas arterias.
Obstrucción del tránsito vehicular, en la mayoría de las paradas de buses.
Suciedad y bocinas estridentes en áreas de estacionamiento, por ende contaminación del medio ambiente.

Fuente:
Seguridad Publica. “CONCEPTO GENERAL, ORDENACIÓN Y REGULACIÓN, NORMATIVA APLICABLE : LA LEY DE SEGURIDAD VIAL, REGLAMENTO GENERAL DE CIRCULACIÓN Y CÓDIGO DE CIRCULACIÓN. 14 de octubre del 2008, recuperado el 03 de agosto del 2015, de: http://www.seguridadpublica.es/2008/10/el-trafico-concepto-general-ordenacion-y-regulacion-normativa-aplicable-la-ley-de-seguridad-vial-reglamento-general-de-circulacion-y-codigo-de-circulacion-2/