¿POR QUÉ NOS DIVORCIAMOS?


Existen muchas respuestas convertidas en razones principales para la rotura de la unión entre el hombre y la mujer.

Primero vamos a definir lo que es el matrimonio, el cual uno de los actos más excelso de libertad, es decir es un vínculo que une a dos seres humanos que se dan un “si” para formar una mancomunidad (la familia). En estos votos se habla con sinceridad y madurez en el cual se piensa vivir con ese individual hasta el final de la vida, pero como en muchos acuerdos en la vida existe el fallo.

Muchas parejas poseen ideas sincera y románticas en el matrimonio, el cual a su vez es algo muy lindo, pero en más de un 60 por ciento de las parejas tienen ideas fantasiosas y ajenas a la vida misma en lo referente con la realidad, haciendo el matrimonio un patrimonio familiar de mucho valor pero al mismo tiempo algo muy frágil, fácil de romper.

Esto se ve en las personas que se casan y piensan que el matrimonio es todo felicidad, que no existen problemas de parejas, problemas económicos o problemas sociales en el mismo, convirtiendo en algo desagradable y poco manejable, que conlleva en el mayor de los casos al divorcio.

Según estadísticas de diversos países latinoamericanos en la actualidad, por diversas razones aproximadamente la mitad de los matrimonios de parejas jóvenes terminan en la rotura, es decir, que fracasan. Esto se debe a que en su mayoría no han terminado los estudios o tienen que dejarlo o el trabajo que poseen lo les alcanzan al momento de contraer nupcias, influyendo así el factor socioeconómico en ellos.

CAUSAS DEL DIVORCIO
Las causas de un divorcio diferencian en cada pareja que pasa por este acto tan doloroso, aunque en algunos casos no hay más remedio. Por lo general los enemigos principales en un matrimonio son:

EL FACTOR ECONÓMICO:

A falta de preparación por contraer nupcias a temprana edad sin haber terminado una carrera técnica o universitaria, el porcentaje de conseguir un buen empleo que sustente y mantenga una familia es muy pequeño, esto hace que lleguen problemas económicos y pasen calamidades y precariedades al momento de desear las cosas, cohibiendo sus deseos de ser una familia feliz.

LA INFIDELIDAD.
Más del 80 por ciento de las separaciones radica en esta causa, la infidelidad es algo que afecta mucho en las relaciones y en el matrimonio. Si te propusiste darle el “SI” a esa persona que tanto amas ¿Por qué le eres infiel? ¿Te sientes que no es suficiente lo que ella te brinda o que no te complementa? Pues ve a terapia de pareja, piensa bien las cosas, piensa en los bellos momentos compartidos con ella, en lo bueno que ha sido todo tu matrimonio, en lo especial que es tu pareja, tu amiga de vida que comparte todo contigo, lo bueno y lo malo, la que te aguanta todo lo malo que tu posees.

EGOÍSMO.
Por lo general somos egoístas, es algo en común que tenemos los seres humanos, pero eso es algo que podemos cambiar. El egoísmo es un mal que afecta mucho a las parejas en varios aspectos del matrimonio. El hecho de que quieras salir a algún lugar y no la quieras llevar, que quieras utilizar su dinero y el tuyo, cosas como estas hacen de la vida de tu compañera un caos, vuelvo y repito piensas las cosas antes de actual de esa manera.