DEFINICIÓN DE POSTMORTAL - Enciclopedia de Tareas

DEFINICIÓN DE POSTMORTAL



En la ciencia de la medicina, postmortal es un término utilizado para definir algún suceso o acción después de la muerte. Por ejemplo: La autopsia; también llamada examen post-mortem, obducción o necropsia (en medicina veterinaria), es un procedimiento médico que emplea la disección, con el fin de obtener información anatómica sobre la causa, naturaleza, extensión y complicaciones de la enfermedad que sufrió en vida el sujeto y que permite formular un diagnóstico médico final o definitivo para dar una explicación de las observaciones clínicas dudosas y evaluar un tratamiento dado. Usualmente es llevada a cabo por un médico especialista denominado patólogo. Debe resaltarse que la palabra necropsia difiere de autopsia, la autopsia es realizada por un individuo en su misma especie mientras que la necropsia se realiza en un cadáver indiferente a la especie del individuo que la realice.

Importancia Autopsia en la Medicina

  • El desarrollo de nuevos procedimientos diagnósticos con tecnologías nuevas cada vez más sofisticadas han conducido a una mejora sustancial en el diagnóstico clínico, pero a pesar de estas nuevas tecnologías, la autopsia se mantiene como el instrumento más fiable para el diagnóstico médico, ya que aproximadamente el 25% de los diagnósticos de causa de muerte son errados.
  • Ayuda a corregir aproximadamente un tercio de todos los certificados de muerte, ya que están incorrectos.
  • Estudios recientes comprobaron que aproximadamente el 32% de la mayor parte de todos los diagnósticos primarios realizados en los hospitales son errados, y son corroborados después por la autopsia.

Tipos Autopsias

Existen dos tipos de autopsias:

  • •Autopsia Forense: es realizada por razones médico-legales, y es de la que normalmente se habla en programas de televisión o en las noticias. La realizan los médicos especializados en Medicina Legal y Forense. Es solicitada por el juez ante cualquier muerte sospechosa de criminalidad y no puede ser rechazada por los familiares.
  • •Autopsia Clínica: es generalmente realizada para determinar no sólo la causa de la muerte, que en muchos casos es conocida, sino todos los procesos patológicos que afectaban al individuo. Tiene propósitos de estudio e investigación. Es llevada a cabo por médicos especializados en Anatomía Patológica. Es solicitada por los facultativos que atendieron al paciente y debe ser autorizada por los familiares.

Dos grandes investigadores en medicina del siglo XIX, Rudolf Virchow y Carl von Rokitansky, quienes realizaron 30.000 autopsias, trabajaron sobre las bases de la herencia renacentista para forjar las dos distintivas técnicas de autopsia que aún llevan sus nombres. Su demostración de la relación entre manifestaciones patológicas en cadáveres y síntomas y enfermedades en seres vivos abrió el camino para una diferente forma de pensar acerca de las enfermedades y sus tratamientos.

En un sentido más amplio -entendida como examen minucioso- existen otros tipos de autopsia:

•Autopsia psicológica: es la reconstrucción de la vida de la persona fallecida, enfatizando aspectos como estilo de vida, personalidad, estrés reciente, enfermedad mental y comunicación de ideas de muerte, a través de información recogida mediante la entrevista a personas allegadas y la revisión de documentos (Robins ER y col, 1959).
•Autopsia histórica: es la investigación médico-legal de las causas y las circunstancias de una muerte con interés histórico, que se sustenta en la interpretación crítica, armónica, jerarquizada y objetiva del conjunto de la información aportada por documentos y testimonios, cuando no se tuvo acceso directo al cadáver o a los restos óseos

Lesiones Postmortales

Las lesiones postmortales se pueden definir como aquella en que ante la agresión de una agente no se produce ninguna reacción vital. Esto nos lleva a definir lo que debemos conocer como reacción vital que sería “aquella reacción de los tejidos antes los agentes vivos patógenos”. Para que se produzca esta reacción deben existir células vivas.

Como resultado de esta reacción se van a producir los signos característicos macroscópicos de la reacción vital y que fueron definidos por el ya conocido autor romano AULO CORNELIO CELSO, en el siglo I a.c y que se refieren a la presencia de calor, rubor, tumor y dolor. Estos signos corresponden a la reacción inflamatoria y como tales obedecen a una reacción de tejidos ante la agresión.

En esta reacción además de los signos descritos se producen una serie de alteraciones a nivel íntimo que se van a caracterizar y a demostrar la existencia de células vivas. Tales cambios (bioquímicos, enzimáticos, hemodinámicos, vasculares, etc.), demuestran la presencia de tejidos vivos en el momento de la agresión.

Desde el punto de vista de la Medicina Legal, en determinados casos nos interesará conocer si las lesiones que presenta un cadáver se han producido antes o después de la muerte, con lo que puede suponer en la investigación y determinación de los hechos ocurridos en torno al fallecimiento.