EL VANADISMO - Intoxicación - Enciclopedia de Tareas

EL VANADISMO - Intoxicación



¿Qué es el Vanadismo?

El vanadismo es un término medico, en inglés “vanadiumism”, que es definido como aquella intoxicación crónica, cuya causa de esta intoxicación es producida por un elemento químico de la tabla periódica que lleva como nombre vanadio, cuyo símbolo está representado con una V, su número atómico es el 23; situado en el grupo 5 de la tabla periódica de los elementos.

El vanadismo se caracteriza principalmente por aquella aparición de patología respiratoria, de tipo irritativo, que puede llegar una neumonía química. En intoxicaciones crónicas hay tendencia al temblor y al color negruzco de la lengua, y experimentalmente trastornos de la reproducción. También es caracterizado por ser un contaminante importante del medio.

El Vanadio

El vanadio es un elemento químico de la tabla periódica y es un metal suave, de color gris plateado y de transición dúctil. La formación de una capa de óxido del metal estabiliza al elemento contra la oxidación.

El vanadio se encuentra presente en el suelo y en sustancia vegetal desecada; aunque sus compuestos son muy tóxicos constituye un oligoelemento esencial; su concentración en tejido humanos es de aproximadamente de 0,1 ppm; la ingesta diaria oscila sobre los 2 mg. Actúan sobre las funciones biológicas en los sistemas redox, favoreciendo la oxidación de las catecolaminas e inhibiendo la biosíntesis de colesterol y la caries. Empleado en el ennoblecimiento del plomo.

Efectos Tóxicos del Vanadio

Entre los efectos tóxicos que produce el vanadio, se encuentran los siguientes: hipertensión arterial, disminución de la capacidad respiratoria e incremento de la tasa de hemoglobina.

-Hipertensión Arterial: enfermedad crónica caracterizada por un incremento continúo de las cifras de la presión sanguínea en las arterias. Aunque no hay un umbral estricto que permita definir el límite entre el riesgo y la seguridad, de acuerdo con consensos internacionales, una presión sistólica sostenida por encima de 139 mmHg o una presión diastólica sostenida mayor de 89 mmHg, están asociadas con un aumento medible del riesgo de aterosclerosis y por lo tanto, se considera como una hipertensión clínicamente significativa.

-Capacidades pulmonares: se refieren a los distintos volúmenes de aire característicos en la respiración humana. Un pulmón humano puede almacenar alrededor de 5 litros de aire en su interior, pero una cantidad significativamente menor es la que se inhala y exhala durante la respiración. La diminución puede afectar los mismos o hasta la muerte.

-Hemoglobina: es una hemoproteína de la sangre, de masa molecular de 64.000 g/mol (64 kDa), de color rojo característico, que transporta el oxígeno desde los órganos respiratorios hasta los tejidos, el dióxido de carbono desde los tejidos hasta los pulmones que lo eliminan y también participa en la regulación de pH de la sangre, en vertebrados y algunos invertebrados.

La hemoglobina es una proteína de estructura cuaternaria, que consta de cuatro subunidades. Esta proteína hace parte de la familia de las hemoproteínas, ya que posee un grupo hemo.

Precauciones

El polvo metálico es pirofórico, y los compuestos de vanadio deberían de ser considerados como altamente tóxicos. Su inhalación puede causar cáncer de pulmón.

La Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA) de los Estados Unidos ha establecido un límite de exposición para el polvo de pentóxido de vanadio de 0,05 mg/m3, y de 0,1 mg/m3 para el gas de pentóxido de vanadio en el aire del lugar de trabajo para una jornada de 8 horas, 40 horas a la semana.

El Instituto Nacional de Salud y Seguridad Ocupacional (NIOSH) de los Estados Unidos de América recomienda que debe considerarse peligroso para la salud y la vida un nivel de 35 mg/m3 de vanadio. Este nivel se corresponde al cual puede causar problemas permanentes de salud o muerte.

Las trazas de vanadio en los combustibles fósiles presentan un riesgo de corrosión; es el componente principal de combustible que influye en la corrosión de alta temperatura. Durante la combustión, se oxida y reacciona con el sodio y el azufre. La obtención de compuestos de vanadato con puntos de fusión hasta 530 °C ataca la capa de pasivación sobre el acero, y lo hace susceptible a la corrosión. Los compuestos de vanadio sólido también pueden causar abrasión de los componentes del motor. El sulfato de vanadio puede actuar como tratamiento en la diabetes mellitus tipo 2.