PERSONALIDAD CICLOTÍMICA - Enciclopedia de Tareas

PERSONALIDAD CICLOTÍMICA



En la medicina, la personalidad ciclotímica es definida o caracterizada por periodos recurrentes de depresión y de júbilo, y que en ocasiones puede presentar graves episodios de tristeza e hipoactividad.

La personalidad es definida como Conjunto de rasgos y cualidades que configuran la manera de ser de una persona y la diferencian de las demás.

En otra palabra y definición, la personalidad es un constructo psicológico, que se refiere a un conjunto dinámico de características psíquicas de una persona, a la organización interior que determina que los individuos actúen de manera diferente ante una determinada circunstancia. El concepto puede definirse también como el patrón de actitudes, pensamientos, sentimientos y repertorio conductual que caracteriza a una persona, y que tiene una cierta persistencia y estabilidad a lo largo de su vida de modo tal que las manifestaciones de ese patrón en las diferentes situaciones posee algún grado de predictibilidad.

El concepto de «personalidad» proviene del término «persona», denominación que se utilizaba en el latín clásico para la máscara que portaban los actores de teatro en la antigüedad. Sin embargo, ya en ese entonces se hablaba en un sentido amplio y figurado de «personas» para referirse a los roles, es decir a «como quién» o «representando a quién» actuaba un determinado actor teatral tras su máscara.

Ciclotimia

La ciclotimia es definida como aquel subtipo de trastorno bipolar menos agresivo del espectro bipolar.

En otra definición, La ciclotimia, también llamada “trastorno ciclotímico” es el diagnóstico psiquiátrico que pormenoriza o describe un trastorno del estado de ánimo considerado una forma leve de trastorno bipolar (antiguamente conocido como psicosis maníaco-depresiva). Se caracteriza por la presencia de múltiples episodios de hipomanía (ánimo y energía elevados), con o sin irritabilidad junto con episodios alternantes de depresión leve o moderada que no llegan a cumplir los criterios básicos para el diagnóstico de un episodio depresivo mayor. La ciclotimia, al igual que otros trastornos del humor, puede ir acompañada de ansiedad. Es la variante más inofensiva del espectro bipolar, después de los trastornos bipolares de tipos I y II. El trastorno ciclotímico, además de prevalecer en el 0,4 - 1 % de la población mundial, suele ser un desorden crónico, que puede llegar a durar muchos años e incluso toda una vida, pero si se diagnostica y se trata a tiempo, existe la posibilidad de que, en algunos casos, desaparezca por completo. La tasa parece igual en hombres o mujeres, aunque se ha comprobado que las mujeres buscan tratamiento más a menudo, el cual es imprescindible para evitar que la ciclotimia evolucione a una forma más severa de bipolaridad. La pareja puede ser una de las más afectadas por este trastorno.

La ciclotimia parece tener una importante contribución genética, similar a la de los demás subtipos de bipolaridad afectiva, que se ha demostrado con un amplio abanico de estudios con gemelos dizigóticos (fraternos) y monozigóticos (idénticos).

También están implicados los factores pericardiales; por ejemplo acontecimientos vitales o las condiciones de vida y dificultades interpersonales. Además algunas hipótesis plantean que los episodios hipomaníacos tienen significado en el contexto de personas que desean alcanzar objetivos o evitar la depresión.