¿QUÉ ES LA AQUIESCENCIA?



La aquiescencia supone consentimiento, afirmación, aceptar y hasta renunciar.

Aquiescencia no es más que el medio por el cual una parte en un proceso se somete a las pretensiones contenidas en los alegatos de su parte adversa. Es la forma en que esta parte muestra su consentimiento respecto de lo que su adversario alega.

En la aquiescencia la parte se somete o se renuncia.

Puede ser extra judicial o judicial dependiendo de cómo se presente esta. Es judicial si se ha presentado en el juicio, mientras que es extra judicial cuando se presenta fuera del juicio, es decir de manera privada entre las partes, por mutuo acuerdo y bajo una convención.

También puede ser implícita o expresa, esto es cuando una de las partes en juicio solicita una medida y su contraparte no presenta oposición el resultado a esto es la aquiescencia.

Cuando la aquiescencia se presenta en la demanda la parte que la produce esta afirmando lo bien fundadas que está la demanda de su adversario y aceptando así sus pretensiones, es decir la parte se somete.

Cuando la aquiescencia se presenta en el juicio la parte que accede renuncia al derecho de interponer recursos en contra de la sentencia y se somete al fallo. Esto a su vez supone la forma más común de como se presenta la aquiescencia.

La aquiescencia puede poner fin a la instancia cuando se presenta y aun no hay sentencia, cuando la hay únicamente surte como efecto la renuncia a pronunciarse respecto de la sentencia.