¿QUÉ ES UN TRABAJADOR DE CUELLO AZUL Y BLANCO? - Enciclopedia de Tareas

¿QUÉ ES UN TRABAJADOR DE CUELLO AZUL Y BLANCO?



En sentido general un trabajador es un individuo o persona con la edad legal mínima presta sus servicios retribuidos subordinados a otra persona, a una empresa o institución.

En el caso de un trabajador de cuello azul y en administración, es definido como aquel individuo que desempeña tareas de producción y mantenimiento, por contraste con los trabajadores de oficina y los ejecutivos. El número de trabajadores de cuello azul es cada vez menor.

En otras palabras y/o definición, la expresión trabajador de cuello azul es un término que se utiliza para designar a los individuos que forman la parte más baja de la jerarquía de las empresas; en particular con frecuencia señala a ejecutantes de tareas manuales y a obreros, marcando una oposición entre este término y los llamados cuellos blancos, los que fundamentalmente engloban a dirigentes y otros cuadros superiores administrativos y técnicos.

Un trabajador de cuello azul, es por tanto un miembro de clase obrera, que frecuentemente ejecuta un trabajo manual, y que en muchos casos es remunerado por las horas trabajadas o por las jornadas trabajadas (consultar salario), aunque también hay de estos trabajadores que ganan una remuneración fija por semana, por quincena, o por mes. Los cuellos azules se distinguen de los cuellos blancos, ya que en el caso de estos últimos sus respectivos trabajos no son catalogados como manuales sino como administrativos o técnicos o de dirección, puesto que suelen tener un componente intelectual o técnico de mayor envergadura.

El término cuello azul proviene directamente de la vestimenta de trabajo de los obreros durante las horas de trabajo, generalmente un overol o mameluco o mono de color azul (a veces también llamado vestimenta de fajina).

El trabajo manual desarrollado por los cuellos azules puede ser catalogado tanto de calificado como de no calificado, y en muchos casos implica un desempeño en los sectores de la construcción, la industria, la agropecuaria, el mantenimiento de locales, el área metal-mecánica, las instalaciones y el mantenimiento técnico (electricidad, sanitaria, mecánica, pulidos, etc). En el área de los servicios, lo frecuente es que los cuellos blancos trabajen con base en un escritorio y con documentación, mientras que los cuellos azules se encargan de tareas de limpieza y de mantenimiento, entrega y recepción de mercaderías, transporte en pequeñas o en largas distancias, acarreo de materiales, manejo de maquinarias, control de público, vigilancia, tareas repetitivas y a veces al aire libre, tareas que implican esfuerzo físico, o relación rutinaria con público, o cuidado de animales, etc.

Los trabajadores de cuello azul hacen tareas manuales donde la habilidad manual suele ser importante para un mejor desempeño. Las habilidades exigidas a este tipo de trabajadores varían según los puestos. En ciertos casos se requiere personal altamente especializado, que haya sido entrenado formalmente, y que haya obtenido un certificado o aprobado un examen. Entre estos empleos que requieren especialización, están los mecánicos, los plomeros, los electricistas o los trabajadores de la construcción. Pero también es cierto que muchos empleadores de los cuellos azules toman a personal no calificado o con calificaciones menores, para hacer trabajos de limpieza, de mantenimiento, de acarreo de materiales, así como tareas repetitivas en línea de producción.

Trabajador de cuello blanco

El término trabajador de cuello blanco es la traducción literal de la expresión estadounidense e inglesa white-collar worker. Se refiere a un profesional asalariado o a un trabajador con un mínimo de estudios que realiza tareas semi-profesionales o profesionales de oficina, administración y coordinación de ventas, en contraste con un trabajador de cuello azul, cuya profesión requiere trabajo manual y se aplica a los trabajos desempeñados por obreros en fábricas y talleres.

El término "cuello blanco" se atribuye a Upton Sinclair, un escritor norteamericano, quien así designó a los modernos trabajadores de secretaría, administración y gestión, durante la década de 1930,1 aunque las referencias a "un trabajo fácil y un cuello blanco" aparecen ya en 1911. Ejemplos de su uso en la década de 1920 incluyen un artículo de 1923 del Wall Street Journal que dice: "El movimiento de las escuelas secundarias hacia el trabajo manual en las plantas de acero es inusual, ya que los chicos buscan antes un trabajo de cuello blanco".

El uso que hace Sinclair del término, se relaciona con el hecho de que durante la mayor parte de los siglos XIX y XX, los trabajadores masculinos de oficina de los países de Europa y América casi siempre tenían que vestir con camisas de cuello blanco.

Áreas en las que aplica: Recursos Humanos, Administración, Contabilidad, Gerencias, Mercadotecnia, Ventas.