¿QUÉ ES LA REDUCCIÓN DEL CLÍTORIS? - Enciclopedia de Tareas

¿QUÉ ES LA REDUCCIÓN DEL CLÍTORIS?



En la medicina, la reducción del clítoris es definida como aquella reducción o disminución del tamaño del clítoris de manera quirúrgica. El clítoris aparece en la unión de los labios menores y es una pequeña saliente que tiene muchas terminaciones nerviosas, lo que lo convierte en parte fundamental en el desarrollo del orgasmo femenino. Cuando el clítoris presenta un agrandamiento externo anormal puede resultar tremendamente molesto para la mujer que lo padece, no sólo desde el punto de vista estético, sino también funcional, pues convierte las relaciones sexuales en algo doloroso física y psicológicamente.

Un desarrollo excesivo del clítoris (se considera normal 3,7 y 10 mm) puede aparecer al nacer, por causas genéticas, o también puede ser debido a trastornos endocrinos. Pero la hipertrofia adquirida se considera algo muy raro por lo que, en este caso, es más importante averiguar la causa para poder poner el tratamiento adecuado. En la mayoría de los casos suele estar provocado por alteraciones hormonales, tumores del ovario, una hiperplasia suprarrenal (un trastorno del metabolismo hormonal que afecta a los genitales y a la fertilidad), o por la administración de esteroides. En casi todos los casos la hipertrofia del clítoris va acompañada de una hipertrofia del capuchón, (agrandamiento del doblez de piel que lo recubre).

Clitoriplastia

El clítoris y el capuchón pueden ser corregidos en una misma operación, la clitoriplastia, que consiste en restablecer su tamaño normal retirando el exceso de piel redundante alrededor del clítoris y reduciendo la piel del capuchón. La intervención suele realizarse bajo anestesia local en quirófano, y la sensibilidad de este órgano queda preservada completamente. En ocasiones, y a causa de la edad, el clítoris puede aparecer descolgado y sobresaliendo de los labios mayores, lo que se denomina clitorpexia, y entonces se puede realizar una operación para recolocarlo y elevarlo a su posición normal.

En general la hipertrofia del clítoris, cuando tiene una causa genética, suele aparecer conjuntamente con malformaciones en los labios menores, por lo que se suelen realizar ambas correcciones en la misma operación.

Es importante descansar las primeras 48 horas de posoperatorio cuando la paciente estará más molesta y cansada, pero después puede recuperar su vida normal con ayuda de los antiinflamatorios y analgésicos indicados por el médico.

EL Clítoris

El clítoris es un órgano sexual femenino «ramificado» en la parte interna de la vagina, que se asoma una «punta» por la parte superior de la vulva de la mujer, pero que abarca todo el perineo femenino; su única función es la de proporcionar placer sexual. A diferencia del pene que es rígido y arqueado, el clítoris es un sistema móvil y flexible que trabaja rítmicamente en conjunto con la uretra, la pared vaginal y la red de nervios, músculos y glándulas. La estimulación consistiría en encontrar el eje interno –punto G– que coordina el ritmo de todo el conjunto vaginal.

La parte visible del clítoris se asoma por los labios menores de la vagina y recubierto parcialmente por éstos. De hecho, habitualmente son solo visibles el capuchón y el glande del clítoris, que forman apenas una décima parte del volumen total del clítoris.

Los labios menores que sirven de capuchón al clítoris, son el mismo prepucio masculino pero desarrollado para el sistema femenino. Incluso, las células de la cara interna del prepucio del clítoris se descaman y hacen la degeneración grasa que les caracteriza, forman el esmegma, como en el caso masculino. La higiene habitual impide que éste se acumule. Si lo hiciera, produciría irritaciones y adherencias, como sucede, de hecho, en los casos de fimosis del clítoris.