FUNCIÓN DEL NERVIO LINGUAL - Enciclopedia de Tareas

FUNCIÓN DEL NERVIO LINGUAL



El nervio lingual es una rama del V3 mandíbular del nervio trigémino, la cual aporta fibras de divas para la inversa con de la lengua y es el nervio que pasa entre el músculo pterigoídeo medial y la rama de la mandíbula, y cruza oblicuamente hasta el lado de la lengua; sobre el músculo constrictor superior de la faringe y el estilogloso, y entre el hiogloso y la glándula submandibular. Finalmente va de lateral a medial e inferior, cruzando el conducto de la glándula submandibular, hasta la lengua, donde se transforma en el nervio sublingual, ubicado inmediatamente por debajo de la mucosa.

Función:

El nervio lingual tiene como función fibras sensitivas somáticas que inervan la mucosa de la lengua, cuyas fibras son las que provienen del trigémino. Pero también el nervio lingual lleva fibras del nervio facial, de la cuerda del tímpano, que reciben la información del gusto de los dos tercios anteriores de la lengua, así como fibras parasimpáticas y simpáticas.

Este nervio parte detrás del músculo pterigoídeo lateral , medial y frente al nervio alveolar inferior. La cuerda del tímpano se une a medio camino, trayendo consigo las fibras del gusto y las parasimpáticas para el ganglio submandibular.

Lesiones Traumáticas del Nervio Lingual

Las lesiones traumáticas del nervio lingual son raras, parcialmente debido a su localización protegida, en el interior del hueso de la mandíbula.

La lesión iatrogénica del nervio lingual o alveolar inferior o de ambos es una complicación conocida de los procedimientos quirúrgicos orales y maxilofaciales. La lesión en estas dos ramas de la división mandibular del nervio trigémino puede dar lugar a alteraciones en la sensibilidad asociadas con la zona ipsilateral del labio inferior, la lengua o ambos y puede incluir anestesia, parestesia, disestesia, hiperalgesia, alodinia, hipoestesia e hiperestesia. La lesión del nervio lingual también puede afectar la percepción gustativa en el lado afectado de la lengua. La gran mayoría (aproximadamente 90%) de estas lesiones son de naturaleza temporal y se resuelven en ocho semanas. Sin embargo, si la lesión persiste más allá de seis meses se considera permanente. Se han utilizado técnicas quirúrgicas, médicas y psicológicas como tratamiento para dichas lesiones, aunque actualmente no hay consenso en cuanto a la intervención de preferencia, o el momento adecuado de la intervención.

Referencias:

          [Consultado el 1 de Octubre de 2015]