¿QUÉ ES LA MENINGITIS ASÉPTICA? - Enciclopedia de Tareas

¿QUÉ ES LA MENINGITIS ASÉPTICA?



Meningitis Aséptica (MA) es un término medico definido como aquella enfermedad de comienzo agudo, con síntomas meníngeos, fiebre, pleocitosis en el LCR (Líquido Cefalorraquídeo) o más correctamente LCE (Líquido Cerebroespinal) y cultivos estériles desde el punto de vista bacteriológico.

La Meningitis Aséptica casi siempre se trata de una meningitis aguda de origen tóxico o alérgico, por radiaciones lesivas o por cuerpos extraños, hongos, leptospiras, cisticercos, carcinosis secundaria y principalmente por virus.

Cualquier persona puede adquirir meningitis aséptica. La enfermedad es más común en niños jóvenes.

Síntomas de la Meningitis Aséptica

Generalmente comienzo repentino de fiebre con dolor de cabeza, cuello rígido, y con malestar general. Dependiendo del virus, puede aparecer un sarpullido ó erupción. Ciertos virus pueden causar también síntomas gastrointestinales (diarrea, vómito) y respiratorios (resfriado común, garganta adolorida).

Tratamiento para la Meningitis Aséptica

Su doctor generalmente procurará aliviarle los síntomas pero no hay tratamiento específico para la meningitis aséptica. La mayoría de las personas se recuperan dentro de 7 días. Su doctor puede realizar pruebas de laboratorio para cerciorarse que no tiene una enfermedad más grave.

Prevención de la Meningitis Aséptica

Debido a que la mayoría de los casos son causados por virus que pasan por la excreta, la persona diagnosticada con meningitis aséptica debe asegurarse de lavar a conciencia las manos después de usar el sanitario. Siempre lávese las manos después de cambiar pañales.

La Meningitis

La Meningitis es un término medico definido como aquella inflamación de meninges. Las meninges son las membranas de tejido conectivo que cubren todo el sistema nervioso central. Además de las estructuras óseas que lo protegen, el sistema nervioso central está rodeado por unas membranas denominadas meninges. En los mamíferos se distinguen, desde la más interna a la más externa: piamadre, aracnoides y duramadre. Entre la piamadre y la aracnoides se encuentra el líquido cefalorraquídeo, que amortigua los golpes y evita los traumatismos. La duramadre es la meninge más externa. La región externa limita con el periostio en el encéfalo y con el espacio epidural en el tubo neural. Por la parte interna limita con el espacio subdural, justo por debajo queda la meninge aracnoide. La meninge aracnoides o, sencillamente, la aracnoides, es la meninge intermedia, se sitúa entre la duramadre y la piamadre. Se trata de una capa avascular aunque a través de ella pasen vasos sanguíneos que se dirigen hacia la piamadre. La piamadre es la capa más interna de las meninges y está muy vascularizada. Se encuentra en estrecho contacto con el encéfalo, siguiendo el contorno del tejido cerebral. A pesar de estar en estrecho contacto siempre se interpone una capa de procesos gliales. La piamadre es una capa delgada en la que encontramos fibroblastos similares a los de las trabéculas aracnoideas.

El 80 % de los casos de meningitis son causados por virus, entre el 15 y el 20 % por bacterias y el resto se origina en intoxicaciones, hongos, medicamentos y otras enfermedades. La meningitis, que es poco frecuente pero potencialmente letal, puede afectar el cerebro y ocasionar inconsciencia y lesión cerebral y de otros órganos. La meningitis progresa con mucha rapidez por lo que el diagnóstico temprano y el tratamiento precoz son importantes para prevenir secuelas graves y evitar la muerte.

Aunque cualquier persona puede contraer meningitis, es una enfermedad especialmente frecuente en niños y personas inmunodeprimidas. Los síntomas más frecuentes son dolor de cabeza, rigidez de la nuca, fiebre, intolerancia anormal a la luz o intolerancia a los sonidos y trastornos de la consciencia. A menudo, especialmente en niños pequeños, solo se presentan síntomas inespecíficos, tales como irritabilidad y somnolencia. La existencia de erupciones en la piel, puede indicar una forma particular de meningitis, como la meningococemia.

La meningitis puede sospecharse por los síntomas, pero se diagnostica con un procedimiento médico llamado punción lumbar, en la que se inserta una aguja especial dentro de la columna vertebral para extraer una muestra de líquido cefalorraquídeo, que rodea al cerebro y la médula espinal.

El tratamiento tiene que ser inmediato, con el uso de antibióticos en el caso de infecciones bacterianas o antivirales en el caso de meningitis virales. En algunos casos se indica la administración de corticoesteroides como la dexametasona para prevenir las secuelas de la inflamación, pues tienden a producir una mejor evolución neurológica.

La meningitis puede potencialmente causar consecuencias serias de larga duración, como sordera, epilepsias, hidrocefalia o déficit cognitivo, en especial en pacientes en quienes el tratamiento se ha demorado. Ciertas vacunas pueden prevenir algunas infecciones bacterianas que causan meningitis.

Historia de la Meningitis

Se ha sugerido que el concepto de la meningitis existió desde la época de Hipócrates, y médicos pre-Renacimiento incluyendo a Avicena. Se le atribuye a Sir Robert Whytt, el médico de Edimburgo, la descripción del término meningitis tuberculosa, en un reporte post mórtem que apareció en el año 1768, aunque no se estableció en ese entonces la asociación con la tuberculosis y su microorganismo causal, sino hasta un siglo después.

Por su parte, la meningitis epidémica parece ser un fenómeno relativamente reciente. El primer brote importante se registró en Ginebra en el año 1805. Otras epidemias reportadas en Europa y Estados Unidos se describieron poco después, mientras que el primer reporte de meningitis epidemica en África apareció en el año 1840. Las epidemias africanas resultaron mucho más frecuentes en el siglo XX, comenzando con epidemias que arrasaron con Nigeria y Ghana entre 1905–1908.

El primer informe de una bacteria específica que cause meningitis fue hecha por el bacteriólogo australiano Anton Weichselbaum, quien en 1887 describió al Meningococcus. Los primeros reportes indicaban que la tasa bruta de mortalidad era tremendamente alta, cerca del 90%. Para 1906 se produjo un antisuero extraído de caballos, mejorado por Simon Flexner, un científico estadounidense que disminuyó marcadamente la mortalidad por la enfermedad meningocócica. En 1944, se reportó por primera vez que la penicilina era efectiva combatiendo la meningitis. Finalmente, con la producción de la vacuna anti Haemophilus conllevó a una caída notoria en el número de casos de meningitis asociados con esa bacteria, y evidencias publicadas en el año 2002 demostraron que el tratamiento con esteroides mejoraba el pronóstico de la meningitis bacteriana.

Concepción Campa Huergo

Es la farmacéutica cubana descubridora de la única vacuna, con eficacia probada, que existe en el mundo contra las meningitis B y C.

Estudió Ciencias Farmacéuticas en la Universidad de La Habana. Desde el año 1989 es directora del Instituto Finaly (Centro de Investigación y Producción de Vacunas y Sueros). También es Investigadora Jefa del Grupo de Desarrollo de la Vacuna contra la Meningitis B y C, doctora Honoris Causa por la Universidad de La Habana, e investigadora titular del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente de Cuba. Lideró la investigación que permitió desarrollar la única vacuna con eficacia probada que existe en el mundo para combatir la meningitis B y C, que se lleva aplicando desde 1988 en muchos países del mundo, con gran efectividad.

Referencias:


          [Consultado el 10 de Diciembre de 2015]

Palabras claves o de referencias de búsqueda:

Meningitis Aséptica – ¿Qué es Meningitis Aséptica? - ¿Qué es la Meningitis Aséptica? – Definición de Meningitis Aséptica – Concepto de Meningitis Aséptica – Significado de Meningitis Aséptica – Como se define laMeningitis Aséptica - Como se define Meningitis Aséptica – Tipos de Meningitis Aséptica – Característica de la Meningitis Aséptica - La Meningitis Aséptica - Clasificación de la Meningitis Aséptica