¿QUÉ SON LOS ISQUIOTIBIALES?



Los isquiotibiales son un grupo muscular con inserción proximal en la pelvis e inserción distal en la tibia, cuyas isquiotibiales están formados por 3 músculos (bíceps femorales, semitendinoso y semimembranoso) que cruzan con las articulaciones de la rodilla y de la cadera. También con inserción proximal en el fémur y en el peroné. Los isquiotibiales juegan un papel significativo en la extensión del muslo sobre la cadera y en la flexión de la pierna sobre el muslo cuando el cuerpo se encuentra en posición de bipedestación (de pie).
Función de los Isquiotibiales

Entre las funciones principales de los isquiotibiales se encuentra la de refrenar la tendencia a la flexión de la cadera que produce el cuerpo durante la fase de apoyo de la marcha. Otras de sus funciones es que son esenciales para correr, saltar, bailar y flexionar el tronco. También actúan primordialmente como extensores de la cadera y flexores de la rodilla. La cabeza corta del músculo bíceps femoral actúa únicamente en la rodilla, y es principalmente flexora. Con la rodilla flexionada, el semitendinoso y el semimembranoso ayudan también a la rotación interna de la rodilla, mientras que ambas cabezas del bíceps femoral contribuyen a la rotación externa.

Lesiones de los Isquiotibiales

La lesión de los isquiotibiales se caracteriza por un dolor intenso en la parte posterior del muslo. Es una lesión muy frecuente en deportistas que generalmente sufren de roturas en el bíceps femoral.

Para proteger este grupo muscular es necesario trabajarlo correctamente, combinando los ejercicios de fortalecimiento con los estiramientos.

Las lesiones más comunes de isquiotibiales son las distensiones, la rotura de fibras y la contractura muscular.

Causas de las Lesiones de Isquiotibiales

La causa más común de la lesión de isquiotibiales es el traumatismo ocasionado por fuertes golpes. Además un sobreesfuerzo o un entrenamiento de fortalecimiento que no se combine con estiramientos musculares pueden ocasionar una distensión, contractura o rotura de fibras.

Existen algunos factores de pueden aumentar el riesgo de sufrir lesiones de isquiotibiales como por ejemplo:

-Lesión en el muslo anterior
-Peso corporal excesivo
-Esfuerzo excesivo
-Deshidratación
-Clima frío

Tratamientos para las Lesiones de Isquiotibiales

Es recomendable:

-Reposo
-Elevación de la extremidad
-Aplicación de hielo en la zona afectada
-Compresión de la zona afectada mediante vendas elásticas de compresión
-Medicamentos antiinflamatorios que reduzcan el dolor y la inflamación

Una vez que el dolor haya desparecido, realizar estiramientos y ejercicios de fortalecimiento para prevenir futuras lesiones

Para prevenir la aparición de esta lesión lo más recomendable es la realización de estiramientos, estirando los músculos isquiotibiales de forma lenta y delicada hasta notar una ligera tensión. Evitar la práctica deportiva en climas excesivamente fríos y aplicar calor en los músculos isquiotibiales antes de la realización una actividad deportiva.

Referencias:


          [Consultado el 18 de Octubre de 2015]