TRABAJADOR CUALIFICADO Y NO CUALIFICADO



En sentido general un trabajador es un individuo o persona con la edad legal mínima presta sus servicios retribuidos subordinados a otra persona, a una empresa o institución.

Cualificado

Es aquel trabajador autorizado que posee conocimientos especializados en materia de instalaciones eléctricas, debido a su formación acreditada, profesional o universitaria, o a su experiencia certificada de dos o más años.

Esta definición engloba a la anterior: un «trabajador cualificado» debe ser siempre un «trabajador autorizado». Esto significa que un trabajador no puede realizar un trabajo con riesgo eléctrico, aunque tenga conocimientos o formación en materia de instalaciones eléctricas, si no ha sido previamente autorizado para ello por el empresario.

No cualificado

En el caso de un trabajador no cualificado y en administración, es definido como aquel individuo o persona que solamente puede o realiza trabajos simples, fáciles de aprender y que no requieren mucha habilidad.

En otras palabras, los trabajadores no calificados realizan tareas sencillas rutinas que requieren principalmente la utilización de herramientas manuales y, a menudo, un cierto esfuerzo físico.

Las tareas que cumplen los trabajadores no calificados consisten normalmente a venderé mercancías en la calle, en lugares públicos o de puerta a puerta; prestar diversos servicios ambulantes; limpiar, lavar y planchar; prestar servicios de portería, vigilancia y guardia en hoteles, oficinas, fábricas y otros edificios; limpiar ventanales y otras superficies de vidrio de los edificios; llevar mensajes o bultos; acarrear equipajes; prestar servicios de conservación y vigilancia de propiedades; reaprovisionar los depósitos de máquinas de venta automática; recoger las monedas acumuladas o leer el estado de los contadores y ponerlos a cero; recoger basura; barrer las calles y otros lugares; ejecutar diversas tareas sencillas relacionadas con la agricultura, la pesca y la caga; ejecutar tareas sencillas relacionadas con la minería, la construcción y las obras públicas y la industria de transformación, incluyendo la clasificación de productos y el acoplamiento sencillo de piezas a mano; empaquetar a mano; manipular mercancías para su expedido; conducir vehículos a pedáis, empujados a mano o de tracción animal, para el transporte de pasajeros y mercancías.