COMPONENTES PRINCIPALES DE UN PROCESADOR - Enciclopedia de Tareas

COMPONENTES PRINCIPALES DE UN PROCESADOR



De forma esquemática podemos suponer que un procesador se compone de cinco elementos, estos son: Memoria, Unidad Artimético Lógica, Unidad de Control, Bus interno y Conexiones con el exterior.

Memoria:

Dispositivo que retiene, memoriza o almacena datos informáticos durante algún intervalo de tiempo.

Unidad Artimético Lógica:

Circuito digital que calcula operaciones aritméticas (como suma, resta, multiplicación, etc.) y operaciones lógicas (si, y, o, no), entre dos números.

Unidad de Control:

Corresponde interpretar las instrucciones de los programas. Por tanto, ella es la encargada de establecer las operaciones que hay que realizar en la computadora y en qué orden.

Bus interno:

permite al procesador comunicarse con la memoria central del sistema (la memoria RAM).

Conexiones con el exterior:

El microprocesador posee un arreglo de elementos metálicos que permiten la conexión eléctrica entre el circuito integrado que conforma el microprocesador y los circuitos de la placa base. Dependiendo de la complejidad y de la potencia, un procesador puede tener desde 8 hasta más de 2000 elementos metálicos en la superficie de su empaque. El montaje del procesador se realiza con la ayuda de un zócalo de CPU soldado sobre la placa base.