PARTES MÁS IMPORTANTES DE LA SANTA MISA - Enciclopedia de Tareas

PARTES MÁS IMPORTANTES DE LA SANTA MISA



¿Qué es la Santa Misa?

La Santa Misa es la celebración de la Eucaristía. La eucaristía (del griego εὐχαριστία, eucharistía, «acción de gracias»), llamada también Sagrada Comunión,1 Cena del Señor,2 Fracción del Pan, Santísimo Sacramento, Santos Misterios o Santa Cena, según la tradición de las iglesias católica, ortodoxa, copta, anglicana y algunas denominaciones luteranas, es el sacramento del cuerpo y de la sangre de Jesucristo bajo las especies de pan y vino, que por medio de la consagración se convierten en su cuerpo y sangre. En la Iglesia católica apostólica romana, en las Iglesias ortodoxas y en la Iglesia copta, la eucaristía se considera la fuente y culmen de la vida de todo cristiano. De acuerdo al catecismo de la iglesia católica la eucaristía representaría un signo de unidad, vínculo de caridad y banquete pascual en el que se recibe a Cristo, el alma se llena de gracia y se nos da prenda de la vida eterna.

¿Cuáles son las Partes más importantes de la Santa Misa?

Las partes más importantes de la Santa Misa son cuatro (4), estas son: Liturgia Penitencial,celebración de la palabra de Dios, celebración de la Eucaristía y el rito de comunión.

1-La Liturgia Penitencial

Cuando no hay una razón particular, nuestra celebración eucarística hecha por delante una liturgia penitencial, es decir, una acción litúrgica en la que se ejerce el ministerio de la reconciliación.

2-La Celebración de la Palabra de Dios

El Señor nos convoca como comunidad para participar en la Eucaristía, el Sacramento de nuestra fe. La mesa de la Palabra y del Sacramento alimentará nuestras vidas.

Nuestra celebración tiene hoy un carácter especial: los jóvenes que se encuentran en 2º de E.S.O., en el primer año del proceso catecumenal con jóvenes de nuestras Parroquias, van a recibir la PALABRA DE DIOS, por medio de la cual Dios se comunica con cada uno de nosotros.

Este es un paso, dentro de la formación que están recibiendo, en el que tienen que ser conscientes de la importancia de acoger la Palabra proclamada.

Que pidamos por cada uno de ellos, para que cada día vayan afianzando su fe en el encuentro con Jesucristo y en el seno de la Iglesia.

3-La Celebración de la Eucaristía

Es el sacramento del cuerpo y de la sangre de Jesucristo bajo las especies de pan y vino, que por medio de la consagración se convierten en su cuerpo y sangre. En la Iglesia católica apostólica romana, la Iglesia católica ortodoxa y en la Iglesia ortodoxa copta, la eucaristía se considera la fuente y culmen de la vida de todo cristiano. De acuerdo al catecismo de la iglesia católica la eucaristía representaría un signo de unidad, vínculo de caridad y banquete pascual en el que se recibe a Cristo, el alma se llena de gracia y se nos da prenda de la vida eterna.

4-El Rito de Comunión

Comienza el Rito de Comunión con la oración que el Señor nos enseñó y que expresa mejor nuestros ideales y nuestra fraternidad: el Padrenuestro. Las palabras con las que el sacerdote nos invita a rezarla, producen ese sentido de familia y ese ambiente de confianza en el cual los hijos se dirigen con libertad y gozo a su Padre.

Elementos de la Eucaristía

Pueden mencionarse la materia utilizada, la forma en que se realiza la misma, el ministro que la lleva a cabo y los participantes de la misma.

-Materia

Se debe usar pan de trigo y vino de vid. En la Instrucción general del Misal Romano se confirma para el rito latino el uso del pan ácimo (sin fermentar), el cual debe ser de confección reciente. Los orientales han usado y usan pan fermentado, lo cual es aceptado como válido por la Sede Romana.

Para los fieles que padecen la enfermedad celíaca, la Iglesia ha normado la elaboración de hostias «con la mínima cantidad de gluten necesaria para obtener la panificación sin añadir sustancias extrañas ni recurrir a procedimientos que desnaturalicen el pan». Asimismo se ha dispuesto que «el fiel celíaco que no pueda recibir la comunión bajo la especie del Pan, incluido el pan con una mínima cantidad de gluten, puede comulgar bajo la sola especie del Vino». El sacerdote que padece esta enfermedad, y no puede tolerar ni una mínima cantidad de gluten no puede celebrar individualmente, pero sí, con permiso del Obispo, concelebrar con otros sacerdotes y comulgar él solamente bajo la especie del vino, aunque no puede presidir la concelebración.

El vino para la celebración eucarística debe ser «del producto de la vid» (cfr. Lc 22, 18), natural y puro, es decir, no mezclado con sustancias extrañas. Se mezcla con un poco de agua, de acuerdo a una costumbre antiquísima que según algunos documentos se remonta al mismo Jesucristo. El agua alude al agua y la sangre que salieron del costado de Cristo tras la lanzada (cf. Jn 19 34) y a la unión del pueblo cristiano con Cristo.

Para los sacerdotes que por motivos de salud, no pueden tomar vino ni aún en mínimas cantidades, está previsto, con permiso del Obispo, usar mosto, es decir «el zumo de uva fresco o conservado, cuya fermentación haya sido suspendida por medio de procedimientos que no alteren su naturaleza (por ejemplo el congelamiento)».

-Forma

La Iglesia Católica cree que el pan se convierte en el cuerpo y el vino en la sangre del Señor en el momento más solemne de la misa llamado consagración. En él, el sacerdote relata la escena de la institución del sacramento y repite las palabras usadas por Jesús, «esto es mi cuerpo», «esta es mi sangre», «haced esto en conmemoración mía», mencionadas anteriormente. La Iglesia enseña que «la fuerza de las palabras y de la acción de Cristo y el poder del Espíritu Santo hacen sacramentalmente presentes bajo las especies de pan y de vino su Cuerpo y su Sangre, su sacrificio ofrecido en la cruz de una vez para siempre».

-Ministro

Solo el sacerdote válidamente ordenado puede celebrar válidamente la Eucaristía. En la Iglesia protestante el ministro designado. Según la Instrucción general del Misal Romano, varios ministros pueden celebrar conjuntamente la Eucaristía. A este acto se le llama concelebración, y según este documento, en ella «se manifiesta provechosamente la unidad del sacerdocio y del sacrificio, como también de todo el pueblo de Dios». La misma está mandada:

• en la ordenación del Obispo y de los presbíteros
• en la bendición de un Abad
• en la Misa Crismal (Misa en que el Obispo bendice los óleos el Jueves Santo)

También –siempre según el mismo documento- es recomendada para:

• la Misa del Jueves Santo
• la Misa que se celebra en los Concilios, en las Reuniones de Obispos y en los Sínodos
• la Misa conventual
• la Misa principal que se celebra en las iglesias y en los oratorios.
• Para las Misas que se celebran en cualquier tipo de reuniones de sacerdotes, tanto seculares como religiosos en la protestante se hace periódicamente en cualquier reunión.

-Participantes

Si bien como se ha dicho que solo el sacerdote válidamente ordenado puede realizar la consagración, la Iglesia enseña que la Eucaristía es «fuente y cima de toda la vida cristiana», «compendio y suma de nuestra fe». De ahí se desprende la obligación que imparte a sus fieles de participar de la misma todos los domingos y fiestas de precepto, y de recibir al menos una vez al año la comunión sacramental. Pero la Iglesia recomienda vivamente a los fieles recibir la santa Eucaristía los domingos y los días de fiesta, o con más frecuencia aún, incluso todos los días.

La celebración eucarística se da en el contexto de una reunión. La Iglesia cree que a la cabeza de la misma está Cristo mismo, que es el actor principal. Como representante suyo, el obispo o presbítero preside la asamblea «in persona Christi capitis» («en la persona de Cristo Cabeza»). Todos los fieles tienen parte activa en la celebración, cada uno a su manera: los lectores, los que presentan las ofrendas, los que dan la comunión, y el pueblo entero cuyo «Amén» manifiesta su participación.

También recordaremos nuevamente aquí que «la Iglesia, al desempeñar la función de sacerdote y víctima juntamente con Cristo, ofrece toda entera el sacrificio de la misa, y toda entera se ofrece en él»; «Porque toda misa, aunque sea celebrada privadamente por un sacerdote, no es acción privada, sino acción de Cristo y de la Iglesia».

En algunas iglesias Protestantes solo pueden participar los creyentess salvos y bautizados en agua.

Referencias:


          [Consultado el 18 de Noviembre de 2015]

Palabras claves o de referencias de búsqueda:

Partes más importantes de la santa misa – ¿Qué es Partes más importantes de la santa misa? - ¿Qué son Partes más importantes de la santa misa? – Definición de Partes más importantes de la santa misa – Concepto de Partes más importantes de la santa misa – Significado de Partes más importantes de la santa misa – Como se define las Partes más importantes de la santa misa - Como se define Partes más importantes de la santa misa – Tipos de Partes más importantes de la santa misa – Característica de las Partes más importantes de la santa misa - La Partes más importantes de la santa misa - Clasificación de las Partes más importantes de la santa misa