¿QUÉ ES EL CITOSOL?



El Citosol es una suspensión coloidal, transparente y viscosa, formada por agua y numerosos compuestos: sales, principios inmediatos, enzimas, productos del metabolismo, entre otros.

También el Citosol es la parte líquida del citoplasma de la célula, está delimitado por la membrana celular y la membrana nuclear. Dentro de él se encuentran inmersos la mayoría de los orgánulos celulares.

El Citosol está compuesto por un 85% de agua y una gran cantidad de proteinas, lípidos, carbohidratos, ácidos nucleicos, sales minerales y muchas otras moléculas orgánicas, así como diversos iones inorgánicos. El Citosol es muy abundante en las células poco especializadas como las del parénquima. Su estructura no presenta grandes diferencias entre las células procariontes y eucariontes.

Funciones del Citosol

La principal función del Citosol es la de contener a los orgánulos de la célula. Otra de sus funciones es la de almacenar a los aminoácidos necesarios para que los ribosomas realicen la síntesis de proteínas, de las cuales la mayoría permanecen dentro del Citosol. Igualmente sirve de almacén de lípidos y azúcares. Dentro del Citosol se estructura al citoesqueleto a partir de filamentos y túbulos proteicos.