¿QUÉ ES EL VIRUS ÉBOLA?



El Ébola es un virus que produce trastornos gastrointestinales, fiebre, dolores musculares, deshidratación y hemorragias. Este virus es el causante de la fiebre hemorrágica viral del Ébola, una enfermedad infecciosa, altamente contagiosa y muy severa que afecta tanto a animales como a seres humanos.

El Virus Ébola es considerado el virus más mortal del planeta se dice que de 10 personas que son contagiada con el Virus Ébola 9 de ellas mueren (El 90% muere y el 10% sobrevive). Para este Virus no hay tratamiento ni vacunas con eficacia confirmada, solo existen medidas preventivas para controlar la expansión, como la organización de centros de aislamiento y desinfección sistemáticas de los hogares de las personas afectadas.

La higiene es lo único que ayuda a prevenir la infección, e higiene es precisamente lo que falta en muchos países.

Según la oficial del Ministerio de Saludad de África entre Enero y finales de Marzo del 2014 en Guinea se han registrado 111 casos de fiebre hemorrágica causada por el Virus Ébola, 70 de los cuales mortales. La mayoría de los casos fueron registrados en el sur del país.

SÍNTOMAS DEL VIRUS ÉBOLA

Los Síntomas del Virus Ébola son variados y a menudo aparecen de repente. Los Síntomas Iniciales del Virus Ébola son: fiebre alta, escalofrió, artritis, dolor de cabeza, dolor muscular, dolor en las articulaciones, o dolor abdominal, debilidad, cansancio, dolor de garganta, náuseas, mareos, sangrado interno y externo. Antes de que un brote se sospeche, estos primeros síntomas se confunden fácilmente con la malaria, la fiebre tifoidea, la disentería, gripe, o diversas infecciones bacterianas, que son todos mucho más común y fiable es menos mortal.

El Virus Ébola puede progresar y causar síntomas más graves, como diarrea, heces oscuras o con sangre, vómito con sangre, ojos rojos debido a la distensión y la hemorragia de las arteriolas escleróticas, petequias, rash maculopapular, y púrpura. Otros síntomas secundarios incluyen presión arterial baja, hipovolemia, y taquicardia. El sangrado interior es causado por una reacción entre el virus y las plaquetas que produce una sustancia química que reducirá el tamaño de celda-agujeros en las paredes capilares.

¿CÓMO SE TRANSMITE EL VIRUS ÉBOLA?

El Virus Ébola se transmite a los humanos a través del contacto con un animal huésped infectado y se disemina de persona a persona por el contacto con la sangre y los fluidos corporales del sujeto infectado, y por el contacto con equipo médico contaminado, tales como agujas.

Las infecciones por Virus Ébola son agudas y no existe el estado de ‘portador’. Debido a que el reservorio natural del virus es desconocido, la manera en que el virus aparece por primera vez en un ser humano en el inicio de un brote no se ha determinado aún.

La transmisión nosocomial se refiere a la propagación de una enfermedad dentro de un centro hospitalario, este tipo de transmisión ocurre con frecuencia durante los brotes de virus Ébola. En la mayoría de los centros de salud de África los pacientes son atendidos sin mascarilla, batas o guantes. Además, cuando las agujas o jeringas que se utilizan pueden no ser del tipo desechable, si se contaminan con el virus y luego se vuelven a utilizar, muchas personas pueden ser infectadas.

REPRODUCCIÓN DEL VIRUS ÉBOLA

Los virus Ébola no crecen a través de la división celular, ya que no son las células (acelular), sino que utilizan la maquinaria y el metabolismo de una célula huésped para producir copias múltiples de sí mismos, y se reúnen en la célula.