DÍA MUNDIAL DEL AHORRO – 31 de octubre



Para disfrutar de una larga y cómoda jubilación, ahorrar más hoy

by: Suze Orman

El ahorro consiste en reservar una parte de nuestros ingresos o de lo que disponemos para gastar. Existe el ahorro formal e informal; el ahorro formal, por ejemplo: ahorrar el dinero en un banco, el ahorro informal, por ejemplo: ahorrar el dinero en casa.

El ahorro es una parte importante del presupuesto mensual. El aspecto principal antes de ahorrar es analizar la situación económica familiar. Para ello debemos de controlar que los gastos no sean mayores que los ingresos, ya que en este caso sería inviable el ahorro, ya que los gastos superan a los ingresos. Por ello se debe de realizar un ajuste y estabilización de nuestra economía y de la economía familiar.

Para conseguir ahorrar se deben de llevar a cabo unas pautas y saber adaptarse a la nueva economía doméstica. Uno de los aspectos fundamentales que ayudan a conseguir el ahorro deseado es no malgastar el dinero en cosas no necesarias o superfluas que a priori parece que son importantes pero a la larga no son más que un gasto extra innecesario. También es muy positivo saber vivir con lo justo y no derrochar el dinero.

31 de octubre 

Cada año el 31 de octubre es designado el “Día Mundial del ahorro”, en el mismo se pretende enseñar la importancia que tiene el ahorro en la economía de las familias y de manera personal. Este día surge en el año 1924 cuando se reunieron delgados de casi todos los países en el Congreso Internacional del Ahorro. Dicho Congreso se prolongó varias jornadas siendo finalizado el 31 de octubre de ese mismo año, fecha en que fue instituido el Día Mundial del Ahorro.

También se le educa a los niños para que aprendan lo importante que es el ahorro para la familia y a no tirar o romper las cosas que tanto sacrificio les cuesta comprar a los padres. Es común que este día se regalen alcancías para que los pequeños guarden sus ahorros, de manera que aprendan y comprendan lo que es ahorrar.

El ahorro

El ahorro es el excedente de cualquier bien económico al final de un periodo. Existen diferentes tipos de ahorro, así como diferentes instrumentos financieros para poder ahorrar e invertir al mismo tiempo. El ahorro lo pueden realizar tanto personas, familias, empresas e incluso naciones.

Desde tiempos antiguos ya se manejaba esta actividad, aunque no con bienes económicos principalmente. En Egipto y China se guardaban frutos de las cosechas obtenidas en forma de ahorrar ese bien material a futuro. En 1462 se fundó la primera organización del ahorro, un monte de piedad, para cuidar a los integrantes del robo parcial o total. Por esa época también se comenzaron a crear los Bancos.

El ahorro se puede clasificar en ahorro público y privado.

  • Ahorro público: Lo realiza el estado, el cual también recibe ingresos a través de impuestos y otras actividades, a la vez que gasta en inversión social, en infraestructura (carreteras, puentes, escuelas, hospitales, etc.), en justicia, en seguridad nacional, etc. Cuando el Estado ahorra quiere decir que sus ingresos son mayores que sus gastos y se presenta un superávit fiscal, el caso contrario conduciría a un déficit fiscal.

  • Ahorro privado: es aquel que realizan las organizaciones privadas que no pertenecen al estado (básicamente familias, instituciones sin ánimo de lucro y empresas).