HOJA DEL MAÍZ



El maíz es el cereal con el mayor volumen de producción en el mundo superando grandes cereales, como son el arroz y el trigo; es una especie de gramínea anual originaria y domesticado por los pueblos indígenas en el centro de México desde hace unos 10.000 años, e introducida en Europa en el siglo XVII.

El uso principal del maíz es alimentario. Puede cocinarse entero, desgranado (como ingrediente de ensaladas, sopas y otras comidas). La harina de maíz (polenta) puede cocinarse sola o emplearse como ingrediente de otras recetas. El aceite de maíz es uno de los más económicos y es muy usado para freír alimentos. Para las culturas latinoamericanas, los productos a base de masa de maíz sustituyen al pan de trigo.

En sentido generar, una hoja es el órgano vegetativo y generalmente aplanado de las plantas vasculares, especializado principalmente para realizar la fotosíntesis. La morfología y la anatomía de los tallos y de las hojas están estrechamente relacionadas y, en conjunto, ambos órganos constituyen el vástago de la planta. Las hojas típicas —también llamadas nomófilos— no son las únicas que se desarrollan durante el ciclo de vida de una planta. Desde la germinación se suceden distintos tipos de hojas —cotiledones, hojas primordiales, prófilos, brácteas y antófilos en las flores— con formas y funciones muy diferentes entre sí. Un nomófilo consta usualmente de una lámina aplanada, de un corto tallito —el pecíolo— que une la lámina al tallo y, en su base, de un par de apéndices similares a hojas —las estípulas—. La presencia o ausencia de estos elementos y la extrema diversidad de formas de cada uno de ellos ha generado un rico vocabulario para categorizar la multiplidad de tipos de hojas que presentan las plantas vasculares, cuya descripción se denomina morfología foliar.

Las hojas de las plantas del maíz toman una forma alargada íntimamente arrollada al tallo, del cual nacen las espigas o mazorcas. Cada mazorca consiste en un tronco u olote que está cubierta por filas de granos, la parte comestible de la planta, cuyo número puede variar entre ocho y treinta.

Las hojas de las plantas de maíz crecen lentamente hasta aproximadamente los 10 pies (3,05 m) de altura. Cuando la planta es lo suficientemente alta, el tallo se transforma en una caña. Las hojas llegan a tener entre 18 y 36 pulgadas (45,7 cm y 91,4 cm) de largo. Con el tallo de una sola planta producirás acumulaciones de entre 2 a 3 pies (0,61 a 0,92 m) de ancho.

La hoja de la planta de maíz (Dracaena fragrans, "Massangeana") también se denomina fragant dracaena. Esta planta tropical es considerada un arbusto. Las plantas de hoja de maíz se siembran en las afueras de los EE.UU. Según el Departamento de Agricultura se siembran en zonas de rusticidad de entre 10 y 11. También se cultivan como plantas de interior.