MITOS Y VERDADES DE LA ONDA JUVENIL CATÓLICA



La Onda Juvenil Católica (OJC) es un Movimiento Eclesial de Espiritualidad Católica, que pretende evangelizar al joven a través del joven, el mismo es para adolescentes de 15 a 19 años. El objetivos del movimiento OJC es presentarle al joven a un Jesucristo Vivo, atrayente, actual, que verdaderamente está interesado en amar al ser humano. Como consecuencia de la presentación de éste Jesús, la onda busca que el adolescente lo descubra como el gran AMIGO (EL AMIGO JESUS), en el que podrá encontrar alivio a su soledad y un apoyo incondicional a todas sus más legítimas aspiraciones. Buscando llevarlo no solo a un encuentro con él, sino a una opción por su persona y su mensaje.

El movimiento Onda es dirigido por un grupo de adultos, sacerdotes y jóvenes maduros.

El movimiento OJC se origino en la Diócesis de Toluca, México por el Padre Antonio Zamora. La Diócesis de Toluca es una diócesis sufragánea de la Arquidiócesis de México. Su sede se encuentra en la Catedral de Toluca. Pertenece a la región eclesiástica Metro-Circundante y está regida actualmente por el obispo Francisco Javier Chavolla Ramos.

La onda Juvenil Católica llega en el año 1998 por Mons. Ramón Benito Ángeles Fernández, actual Secretario de la Conferencia del Episcopado Dominicano.

Uno de lo mito existente en la República Dominicana es que se rumora de que “El retiro es un espacio de disfrutar o fiesta”, pero no es así, es un espacio para reflexionar y encontrarse con el señor.

Otro mito es que si la onda es un negocio en República Dominicana, la respuesta es ¡NO!, el dinero cobrado a cada joven es utilizado en decoración, comidas, materiales de limpieza, entre otros para cubrir los 3 días y 2 noches del retiro.

En conclusión, OJC Movimiento SIN FINE DE LUCRO.