ÓLEO DE LOS ENFERMOS Y DE LOS CATECÚMENOS - Santos Óleos - Enciclopedia de Tareas

ÓLEO DE LOS ENFERMOS Y DE LOS CATECÚMENOS - Santos Óleos



El término óleo se refiere al aceite (del latín oleum, "aceite"), la palabra aceite es un término genérico para designar numerosos líquidos grasos de orígenes diversos que no se disuelven en el agua y que tienen menor densidad que ésta. Es sinónimo de óleo (del latín oleum), pero este término actualmente se emplea sólo para los sacramentos de la Iglesia católica y en el arte de la pintura. Originalmente la palabra aceite se refería únicamente al aceite de oliva, y óleo se utilizaba para los demás, pero la palabra se generalizó para denominar a aceites vegetales, animales o minerales sustituyendo a óleo en la mayoría de sus acepciones.

En la religión la utilización del aceite como elemento de curación y de unción está ya presente desde el Antiguo Testamento. La liturgia cristiana ha aceptado el uso del Antiguo Testamento, cuando eran ungidos con el óleo de la consagración los reyes, sacerdotes y profetas, ya que ellos prefiguraban a Cristo, cuyo nombre significa «el Ungido del Señor».

  • Óleo de los Enfermos: este aceite es uno de los 3 Santos Óleos, el mismo es utilizado principalmente para el sacramento de la Unción de los enfermos. El óleo de los enfermos remedia las dolencias de alma y cuerpo de los enfermos, para que puedan soportar y vencer con fortaleza el mal, y conseguir el perdón de los pecados. No sólo está indicado para los moribundos: también es aconsejable ungir a los enfermos graves o ancianos ya muy deteriorados en su salud. Lo anterior implica que puede recibirse más de un vez, si hay mejoría y posterior agravamiento.

  • Óleo de los Catecúmenos: este aceite es uno de los 3 Santos Óleos, el mismo es utilizado para ungir a los que están preparándose para el Bautismo. Este óleo extiende el efecto de los exorcismos, para que los bautizandos reciban la fuerza para renunciar al diablo y al pecado, antes de que se acerquen y renazcan de la fuente de la vida.