PASTOREO CONTINUO – Ganadería - Enciclopedia de Tareas

PASTOREO CONTINUO – Ganadería



Pastoreo es un concepto que se emplea para nombrar al proceso y a las consecuencias de pastorear. Quien se encarga de desarrollar el pastoreo del ganado recibe el nombre de pastor. Esta persona se encarga de cuidar y de guiar a los animales cuando éstos se encuentran en una superficie abierta, fuera de establos o de estructuras similares.

Pastoreo, esta frase se refiere a que los animales como las vacas y los caballos, suelen andar sueltos por las llanuras y allí pastorean a su libre albedrío, generalmente se trata de animales salvajes, sin marca y sin dueños.

El pastoreo continuo es un tipo de pastoreo el cual se caracterizas por gran extensión de tierra, poca inversión, no hay descanso, puede haber deterioro del potrero, el animal selecciona el pasto y el hato permanece junto; Se refiere a un sistema extensivo de pastoreo en el cual el animal permanece durante un período prolongado en el mismo potrero. Este sistema es generalmente utilizado en los pastos naturales en los cuales por su escasa producción y crecimiento no se justifica la subdivisión de potreros. Por regla general, la capacidad de carga de estos sistemas es relativamente bajo, los potreros se subpastorean durante la época de lluvia y se utilizan en exceso durante las épocas secas, con el consiguiente deterioro de la cobertura forrajera.

Este sistema favorece la propagación de las malezas, la reinfestación de ecto y endo parásitos de los animales, una inadecuada distribución de las heces y orina en la pastura y especialmente, un deficiente aprovechamiento del forraje.

Pastoreo Permanente o Continuo Tradicional

Cuando el pastoreo se realiza a campo sin interrupción, durante un período prolongado. No hay intervalos entre pastoreo. Está asociado a planteos de baja intensidad, por lo que tiene bajas cargas de ganado, limitadas por una base forrajera muy baja durante el invierno.

Es cuando permanentemente hay animales en un potrero, se daría por ejemplo un solo potrero y un solo rodeo, o con animales distribuidos por todos los potreros. Es el sistema más peligroso ya que resulta muy difícil regular el grado de utilización de las especies claves y no se le otorga descanso alguno.

Además el comportamiento selectivo en el consumo por parte de los animales es permanente, tiene un efecto más perjudicial sobre las especies más preferidas, las que van perdiendo vigor y por último desaparecen.

Ventajas:

  • Mínimos gastos operativos, mínimas reinversiones.

Desventajas:

  • Bajos ingresos por generar bajas producciones.
  • Se pasa del subrepastoreo en invierno al sub pastoreo en época de abundancia.
  • Las deyecciones se concentran en las cercanías de la aguadas.
  • La selección de las especies más palatables de mejor calidad, lo que trae como inconveniente la perdida de las especies más valiosas y el posterior reemplazo por especies de menor valor.

Pastoreo Permanente o Continuo Controlado

El objetivo es maximizar la producción ganadera a través del mantenimiento de altas cargas de ganado, prolongando la vida útil de los recursos forrajeros a través de un manejo controlado, en el cual se consideran tanto la carga animal como la productividad del forraje. No hay intervalos entre pastoreos.

Ventajas:

  • Requiere menor apotreramiento que los sistemas intensivos de pastoreo.
  • Cuando se asignan altas cargas se produce una buena distribución de las deyecciones.

Desventajas:

  • Necesita praderas adaptadas a una defoliación continua, preferentemente de crecimiento rastrero.
  • Requiere de un monitoreo constante para variar la carga animal en función de la oferta de pasto.