PASTOREO NÓMADA – Explotación ganadera



Pastoreo es un concepto que se emplea para nombrar al proceso y a las consecuencias de pastorear. Quien se encarga de desarrollar el pastoreo del ganado recibe el nombre de pastor. Esta persona se encarga de cuidar y de guiar a los animales cuando éstos se encuentran en una superficie abierta, fuera de establos o de estructuras similares.

Se llama pastoreo nómada a la forma más antigua de la explotación ganadera, se inicia en las civilizaciones antiguas aún hoy permanecen en aquellas zonas donde la pobreza del suelo y la falte de agua obliga a los pastores a ese régimen de vida. El pastoreo nómada es, aún en la actualidad, la forma de subsistencia de diversos pueblos que se encuentran marginados, como los tuareg, que habitan en el desierto del Sahara; los masái, que ocupan las zonas montañosas de Kenia y Tanzania; y los lapones, también llamados saamis, que se encuentran en norte de la península escandinava y de Rusia.En la actualidad, el futuro de estos grupos humanos y de su actividad económica se encuentra amenazado por normas que prohíben el libre movimiento del ganado y ocupan los territorios nómadas con fines agrícolas, industriales y urbanos.

Es importante mencionar que el pastoreo nómada es declarado como el principal sistema de producción agrícola de aquellos territorios áridos, por lo que posee una vital importancia para la economía del continente africano, debido a que además constituye alrededor de la mitad de la superficie terrestre del África subsahariana.

El pastoreo nomada es muy común en las regiones o territorios con poca tierra cultivable, generalmente en el mundo en desarrollo; aproximadamente de 30 a 40 millones de pastores nómadas que existen en el mundo, gran parte se halla en el centro de Asia y la región del Sahel de África Occidental, en pueblos que son marginados, tales como los tuareg, que se les encuentra en el desierto del Sahara; otros son los masái establecidos en las áreas montañosas de Kenia y Tanzania; finalmente, otro ejemplo de pueblos que recurren al pastoreo nómada son los saamis o lapones ubicados al norte de la península escandinava y de Rusia.

Este tipo de ganadería surgió como resultado de la llamada revolución neolítica; durante esta el hombre recurrió a la domesticación de animales y plantas para cubrir sus necesidades alimenticias.

Pastoreo, esta frase se refiere a que los animales como las vacas y los caballos, suelen andar sueltos por las llanuras y allí pastorean a su libre albedrío, generalmente se trata de animales salvajes, sin marca y sin dueños.

Lugares como África, Asia central y sudoccidental, así como en la tundra, ofrecen los mejores y más abundantes ejemplos de pastoreo.

En España existe una ley desde el siglo XII, esta ley protege unos 125.000 kilómetros de caminos ganaderos, que equivalen a unas 400.000 hectáreas. Este camino protegido por España permite el movimiento de los rebaños por todo el país en régimen de trashumancia.