¿QUÉ ES LA REPÚBLICA? - Enciclopedia de Tareas

¿QUÉ ES LA REPÚBLICA?



El término “República” en sentido amplio, es definido como un sistema político que se fundamenta en el imperio de la ley y la igualdad ante la ley como la forma de frenar los posibles abusos de las personas que tienen mayor poder, del gobierno y de las mayorías, con el objeto de proteger los derechos fundamentales y las libertades civiles de los ciudadanos, de los que no puede sustraerse nunca un gobierno legítimo.

El palabra “República”, en la actualidad, se encuentra muy unido a la palabra democracia. Los inicios de la república y la democracia van unidos. Se considera que la primera república conocida se dio a la antigua Grecia, aunque en ella sólo podían ser elegidos unos cuantos: los ricos.

Tradicionalmente, se ha definido la república como la forma de gobernar de los países en los que el pueblo tiene la soberanía y facultad para el ejercicio del poder, aunque sea delegado por el pueblo soberano en gobernantes que elige de un modo u otro. En la práctica suele pensarse que la forma de estado de un país es la monarquía si tiene rey, y república si no lo tiene. Lo cierto es que una república está fundamentada en el “imperio de la ley” y no en el “imperio de los hombres”.

En una República la autoridad no se fundamenta en el miedo, ni en las armas o la amenaza con el uso de las armas. En una República no puede haber poderes dinásticos, perpetuos, irresponsables o ilimitados: todo el mundo tiene alguien ante quien responder —sin espacios para la impunidad—. Además, todos los cargos electos son revocables por el propio electorado. En República nadie debería temer a su propio Estado… son más bien los gobernantes quienes deben dialogar, preguntar y respetar a la ciudadanía, empezando por asumir el carácter incuestionable de los derechos, libertades y garantías constitucionales que asisten colectiva e individualmente a todos los ciudadanos.

En otras palabras:

  • República: modo de organizar los asuntos públicos, basado en las urnas, la separación y recíproco auto-control de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial. Un sistema basado en el respeto a los Derechos Humanos, en el que las armas no confieren el poder, sino únicamente la voluntad de la mayoría, culta e informada, expresada en paz y democracia.

  • República: forma de organizar el Estado, en la que todos los políticos, incluso el jefe del Estado, deben ser elegidos por el pueblo, al contrario de lo que ocurre en la monarquía, en la que manda un rey por el solo hecho de ser hijo del anterior. En la república el gobierno es de duración transitoria y elección popular, en ella toda ciudadano que reúna los requisitos legales pueden aspirar a ocupar las más encumbradas posiciones públicas.

Los pilares fundamentales de la República - Aristóteles

Los tres pilares fundamentales de la República según Aristóteles son:

  • La división de poderes y su control recíproco.
  • La participación política activa por parte de los ciudadanos (esto supone la publicidad de los actos estatales y la necesidad de instrucción en materias de ciencias jurídicas y política tanto teórica como “material” [aquella ocurrida en un estado determinado y en un momento dado]).
  • La representación de todas las clases sociales dentro de las instituciones de gobierno con iguales atribuciones y prevalencia de ninguna. (El acceso a dichas magistraturas necesariamente colegiadas en razón de la materia debe ser restringida (el magistrado debe pertenecer a la clase que representa y ser elegido con el voto solo de ésta).

Sistema Republicano

El sistema republicano nace como expresión alternativa al de tipo monárquico, donde todo el poder es ejercido por una persona, generalmente el rey, de manera indefinida y hereditaria. Sin embargo, actualmente existen regímenes de monarquías parlamentarias, como es el caso de España, donde el rey cumple esencialmente un papel representativo como Jefe de Estado, pero el resto de los cargos gubernamentales son de elección popular y temporalidad limitada.

En la modernidad, el modelo republicano delinea más claramente el perfil con que lo conocemos actualmente, con la separación de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial, que procura un equilibrio que asegure la estabilidad del Estado, la libertad, la justicia y la igualdad. En buena medida, se alimentó de los ideales de la Ilustración, enunciados principalmente por Montesquieu, Voltaire, Jean-Jacques Rousseau y John Locke.

Las primeras repúblicas modernas en Latinoamérica surgen durante este periodo. Las colonias españolas inician en el siglo XIX una serie de guerras cuyo objetivo era desvincularse de la corona española para instaurar nuevos sistemas republicanos. Así nacen Ecuador, Venezuela, Argentina, Colombia, México, Chile, Uruguay, Paraguay, Perú, Panamá y Bolivia.

República Federal

La república federal, también denominada Estado federal, federativo o, simplemente, federación, es un sistema de organización del Estado conformado por entidades sociales, territoriales y políticas, conocidas también como estados, cantones, regiones o provincias, que se asocian y subordinan bajo un esquema de gobierno federal y gozan de cierto nivel de autonomía en lo respectivo a su gobierno y legislación.

República Centralista

Se denomina república centralista al sistema de organización del Estado donde la acción gubernamental emana y se conduce desde el núcleo de poder central, generalmente ubicado en la capital del país. Es un modelo diametralmente opuesto al federal debido a que todas las entidades que constituyen al Estado responden a una autoridad central, a la cual se encuentran subordinadas política y administrativamente.

República de Platón

La República es una obra de filosofía donde se encuentra contenido el pensamiento político de Platón. Dividida en 10 partes, está escrita en forma de diálogos que son presididos y conducidos por Sócrates. Allí Platón enumera cinco formas de gobierno: la aristocracia, la democracia, la oligarquía, la timocracia (gobierno de los que poseen una renta determinada), y la tiranía o monarquía. El principal objeto de Platón con este tratado es, dicho a grandes rasgos, indagar en la naturaleza del Estado como ente subordinado a la moral y la justicia, principios que, reflejados en el comportamiento de los individuos, conducen al ideal de una sociedad perfecta y dichosa, razón por la cual también se ha reconocido en la república platónica la formulación de una utopía.