TIPOS DE PASTOREO – Ganadería - Enciclopedia de Tareas

TIPOS DE PASTOREO – Ganadería



Pastoreo es un concepto que se emplea para nombrar al proceso y a las consecuencias de pastorear. Quien se encarga de desarrollar el pastoreo del ganado recibe el nombre de pastor. Esta persona se encarga de cuidar y de guiar a los animales cuando éstos se encuentran en una superficie abierta, fuera de establos o de estructuras similares.

Pastoreo, esta frase se refiere a que los animales como las vacas y los caballos, suelen andar sueltos por las llanuras y allí pastorean a su libre albedrío, generalmente se trata de animales salvajes, sin marca y sin dueños.

Existen cincos (5) tipos de pastoreo, estos son: continuo, rotacional, diferido y cero.

  • Pastoreo Continuo: es aquel pastoreo que se caracterizas por gran extensión de tierra, poca inversión, no hay descanso, puede haber deterioro del potrero, el animal selecciona el pasto y el hato permanece junto; Se refiere a un sistema extensivo de pastoreo en el cual el animal permanece durante un período prolongado en el mismo potrero. Este sistema es generalmente utilizado en los pastos naturales en los cuales por su escasa producción y crecimiento no se justifica la subdivisión de potreros. Por regla general, la capacidad de carga de estos sistemas es relativamente bajo, los potreros se subpastorean durante la época de lluvia y se utilizan en exceso durante las épocas secas, con el consiguiente deterioro de la cobertura forrajera.

  • Pastoreo Alterno o Alternado: es aquel que se caracteriza por poco número de potreros, tiempo de pastoreo relativamente características largo, desgaste de la cobertura forrajera, se favorece la recuperación de los pastizales y notoria cantidad de maleza; consiste en utilizar en forma alternada los distintos potreros de una unidad de producción para permitir su recuperación y aprovechar mejor el crecimiento de los pastos.

  • Pastoreo Cero: en este el ganado se confina y se manejan los potreros por medio de Corte. Se necesitan construcciones, equipo de cosecha, manejo de animales y sobre todo suficientes lluvias y riego. Si hay recursos, es un sistema rentable, y sobre todo en vacas lecheras.

  • Pastoreo Diferido: este sistema implica el descanso de algunos potreros durante ciertos períodos antes de iniciarse la época seca para utilizarlos durante la misma. La práctica de conservar “heno en pie” es un ejemplo. La desventaja de este sistema es que, para el tiempo que el animal utiliza los potreros, el pasto por su excesiva madurez muestra una aceptabilidad y valor nutricional muy pobre, contribuyendo exclusivamente una ración de mantenimiento.

  • Pastoreo Rotacional: es aquel que se caracteriza como en el que los animales caminan menos, donde existen menor cantidad de malezas, es donde hay una mayor inversión inicial, mayor cantidad de alimento, el animal selecciona menos, recuperación del pasto, mejor distribución de heces y orina y el animal consume un pasto de mejor calidad. Se refiere a un sistema intensivo de manejo de pasturas, en el cual el área de pastoreo se subdivide en cierto número de potreros o apartos y se hace que el ganado utilice los mismos en forma rotacional, aprovechándolos por períodos cortos y permitiéndoles un tiempo adecuado para su recuperación. Su aplicación solo se justifica cuando se trabaja con una pastura mejorada de altos rendimientos; cuando se dispone de animales de alto potencial de producción; cuando conjuntamente se aplican ciertas prácticas agronómicas en el manejo de pastos y cuando se trabaja con una alta carga animal. Es la práctica en la cual los animales se mueven de un potrero a otro con el fin de utilizar más eficientemente toda la pastura.