CAUSAS DE EPISTAXIS - sangrado nasal



El sangrado de nariz o nasal, en medicina conocido con el término “epistaxis”, es una situación muy común que afecta a más del 60% de la población en algún momento en la vida. A pesar de asustar, los sangrados de la nariz raramente causan complicaciones relevantes. En la mayoría de los casos, la pérdida de sangre puede ser fácilmente controlada en casa, sin ayuda médica. Se entiende por epistaxis a toda hemorragia con origen en las fosas nasales. El nombre tiene su origen en el griego y significa "fluir gota a gota".

La mayoría de los casos la epistaxis se presenta debido a un traumatismo en la mucosa nasal. El acto de poner un dedo dentro de la nariz para sacar moco es la causa principal.

Otras situaciones que también incrementan el riesgo de sangrado nasal son:

  • Cuando la humedad del aire es demasiado baja, la mucosa nasal se queda más seca e irritada, haciendo con que las lesiones locales se vuelvan más fáciles de ocurrir. Personas que pasan el día en locales cerrados con aire acondicionado o calefacción son más susceptibles a los sangrados nasales.

  • Infecciones de las vías respiratorias o cuadros alérgicos que causen irritación de la mucosa nasal y la rinitis son también factores de riesgo para epistaxi.

  • Personas que han sufrido trauma en la cara, como en accidentes de automóvil o agresiones físicas, pueden pasar a tener sangrados en la nariz de forma intermitentemente. Los pacientes con desviación del tabique nasal también suelen tener más episodios de pérdida de sangre nasal.

  • En niños pequeños, la presencia de un cuerpo extraño (tipo grano de arroz o frijoles) inoculado en la nariz sin el conocimiento de los padres puede ser la causa del sangrado. El indicio es la presencia de sangre acompañada de secreción purulenta.

  • Los pacientes que toman medicamentos que interfieren con la coagulación, como los anticoagulantes heparina o warfarina, también tienen un mayor riesgo de epistaxis. Drogas usadas para disminuir la acción de las plaquetas, tales como la aspirina (AAS) o clopidogrel, también aumentan el riesgo de sangrados de nariz, pero no tanto como los anticoagulantes.

  • Pacientes con uso crónico de corticoides intranasales también están en mayor riesgo. Además, el uso excesivo de descongestionantes nasales también puede irritar la mucosa de la nariz, favoreciendo la epistaxis.

  • Los usuarios de cocaína cuentan a menudo con lesión de la mucosa nasal y sangrados por la nariz.

  • Tumores de la cavidad nasal suelen causar sangrados, pero afortunadamente responden solamente por una minoría de los casos de epistaxis.

Causas menos comunes de sangrados nasales frecuentemente incluyen enfermedades de la coagulación, como hemofilia o enfermedad de von Willebrand y malformaciones de los vasos de cavidad nasal, como ocurre en la enfermedad de Osler-Weber-Rendu.

Aunque popularmente aceptada, la presión arterial alta no parece ser una causa de epistaxis. No existe un consenso en la literatura médica, pero la tendencia actual es de no considerar la hipertensión como un factor de activación de sangrados nasales. Lo que ocurre a menudo es la elevación de la presión después del inicio del sangrado debido a la ansiedad que provoca la pérdida de sangre, a veces voluminosa, en el paciente.

Fuente:
SANGRADO DE NARIZ – Causas y Tratamiento
http://www.mdsaude.com/es/2016/10/sangrado-de-la-nariz.html