CINCO (5) – Número



Un número, en ciencia, es una abstracción que representa una cantidad o una magnitud. En matemáticas un número puede representar una cantidad métrica o más generalmente un elemento de un sistema numérico o un número ordinal que representará una posición dentro de un orden de una serie determinada.

Termino “CINCO”, hace referencia al número natural que sigue al cuatro y precede al seis.

El número cinco (5) hasta la actualidad, en la cultura popular andina, es un número especial, quizás sagrado. Pues desde el quinto día del fallecimiento de una persona, después de la pichcada (pichqay o pitsqay, rito del quinto día o despedida final), el alma del difunto se retira de su cass.

En el idioma aimara el sistema de numeración es de base cinco, o un modelo quinario.

También el número cinco (5) tiene importantes usos en la matemática, como son: El cinco es el tercer número primo, después del tres y antes del siete, con quienes forma la única terna en donde la diferencia entre ellos es de dos unidades; es el segundo número de Fermat, después del tres y antes del diecisiete; es el quinto término de la sucesión de Fibonacci, después del tres y antes del ocho; el polígono de cinco lados recibe el nombre de pentágono. El pentágono regular tiene algunas propiedades curiosas como ser que la razón entre la longitud de su diagonal y la longitud de su lado es el número áureo; El dodecaedro es el único de los cinco poliedros regulares cuyas caras son todas pentágonos regulares; Según el Teorema de Abel-Ruffini, la ecuación de quinto grado es la de menor grado que no tiene fórmula para su resolución.

Números Arábigos

En muchas culturas el número cinco (5) se representa mediante figura o rayones, como en el caso de la Arábigo-Índico, Devanagari, Tamil.

Por ejemplo:

  • 5 en Arábigo-Índico Occidental
  • ٥ en Arábigo-Índico
  • ۵ en Arábigo-Índico Oriental (Persa y Urdu)
  • ५ en Devanagari (Hindi)
  • ௫ en Tamil

Los números arábigos, también llamados números indoarábigos, son los símbolos más utilizados para representar números. Se les llama "arábigos" porque los hispano-árabes de Al-Ándalus los introdujeron en Europa a través su acción cultural, aunque, en realidad, su invención surgió en la India. El mundo le debe a la cultura india el invento trascendental del sistema de numeración posicional, así como el descubrimiento del 0, llamado śūnya (shuunia) o bindu en lengua sánscrita, aunque los mayas también conocieron tanto el 0 como la numeración posicional. Los matemáticos persas de la India adoptaron el sistema, de quienes lo tomaron los árabes. Para el momento en que se empezaron a usar en el norte de África, ya tenían su forma actual, de allí fueron adoptados en Europa en la Edad Media. Su uso aumentó en todo el mundo debido a la colonización y comercio europeos. También se debe a la lengua española la transmisión a lenguas europeas de vocablos matemáticos de influencia árabe como álgebra, algorítmo, cero, cifra, guarismo...

El sistema "arábigo" se ha representado (y se representa) utilizando muchos conjuntos de glifos diferentes. Estos glifos pueden dividirse en dos grandes familias: los numerales arábigos occidentales y los orientales. Los orientales, que se desarrollaron en lo que actualmente se corresponde a Irak, se representan en la tabla que viene a continuación como Arábigo-Índico. El Arábigo-Índico oriental es una variedad de los glifos arábigo-índicos. Los numerales arábigos occidentales, desarrollados en al-Ándalus y el Magreb, se muestran en la tabla como Europeo.

En Japón, los números "arábigos" y el alfabeto latino forman parte del sistema de escritura rōmaji. Así, si un número está escrito con glifos "arábigos", en Japón dirán que “está escrito en rōmaji” en contraposición a la numeración japonesa.