¿EL SEXO ANAL ES UN FACTOR DE RIESGO PARA ENDOCARDITIS?



Se llama sexo anal a aquella práctica sexual en que un individuo introducción su pene, en el ano y el recto de otro individuo, ya sea en su pareja o entre miembros del mismo sexo o género. En el caso de la masturbación anal se practica con objetos o juguete sexual. Muchas personas encuentran placentero el sexo anal, y algunas pueden alcanzar el orgasmo mediante la estimulación a través del ano del punto G y del clítoris en las mujeres, así como mediante la estimulación de la próstata en los hombres. Sin embargo, muchas personas lo consideran doloroso, en ocasiones de forma extrema, lo que en algunos casos puede ser de origen psicosomático.

El sexo anal no causa endocarditis. Este es sólo uno de los muchos mitos que son transmitidos por Internet. No hay ningún estudio científico que ha demostrado alguna relación directa entre cualquier tipo de sexo y la endocarditis.

Se llama endocarditis a la inflamación de las estructuras internas del corazón, especialmente de las válvulas del corazón. Si es causada por un agente infeccioso, llamamos endocarditis infecciosa; Si el agente infeccioso es una bacteria, el nombre correcto es endocarditis bacteriana.

La endocarditis se presenta comúnmente cuando una bacteria que está circulando en el torrente sanguíneo si alberga en una de las válvulas del corazón, multiplicándose y formando lo que llamamos vegetación valvular. La vegetación de las válvulas es una maraña de bacterias, glóbulos blancos, glóbulos rojos, fibrinas y detritos celulares, que es capaz de destruir la válvula y evitar el funcionamiento normal del corazón.

Fuente:
ENDOCARDITIS BACTERIANA – Síntomas, Causas y Tratamiento: http://www.mdsaude.com/es/2016/11/endocarditis.html