GLAUCOMA DE ÁNGULO CERRADO Y ABIERTO - Enciclopedia de Tareas

GLAUCOMA DE ÁNGULO CERRADO Y ABIERTO



Glaucoma, principal causa de ceguera irreversible, la ceguera por catarata es más común que por el glaucoma, la misma es una causa de ceguera reversible. El glaucoma es un grupo de enfermedades que resultan en daño al nervio óptico, el responsable de llevar los estímulos visuales recibidos por los ojos al cerebro. Con el nervio óptico lesionado, las imágenes tomadas por los ojos no llegan al cerebro y el resultado es la ceguera.

El término “glaucoma” hace referencia a una enfermedad de los ojos que se caracteriza generalmente por el aumento patológico de la presión intraocular, por falta de drenaje del humor acuoso y tiene como condición final común una neuropatía óptica que se caracteriza por la pérdida progresiva de las fibras nerviosas del nervio óptico y cambios en su aspecto.

Un aumento de la presión intraocular, es decir, la presión dentro de los ojos, es la principal causa de glaucoma, sin embargo, no es la única. Existen casos de glaucoma donde la presión intraocular es normal.

Según la amplitud del ángulo iridocorneal se puede clasificar en:

-Glaucoma de ángulo cerrado

Existe una disminución del ángulo iridocorneal, el cual está formado por la raíz del iris y la córnea. Suele cursar de forma aguda, con elevación brusca de la presión intraocular, dolor intenso, disminución de agudeza visual, visión de halos alrededor de las luces, enrojecimiento del ojo (ojo rojo), dilatación de la pupila (midriasis), náuseas y vómitos. Esto ocurre frecuentemente cuando la pupila se dilata, lo cual provoca en las personas con un ángulo iridocorneal cerrado un bloqueo de la red trabecular por parte de la zona exterior del iris. Esta situación requiere un tratamiento urgente e inmediato.

Hay que sospecharlo y acudir a un centro médico lo más rápidamente posible si se produce:

  • Aumento súbito de la presión ocular de un solo ojo.
  • Dolor ocular intenso.
  • Náuseas y vómitos, que en ocasiones es lo predominante y pueden hacer pensar erróneamente, en un problema digestivo o cardíaco.
  • Midriasis o dilatación pupilar (como es unilateral es fácil comparar y ver que la pupila es mayor en ese ojo respecto al contraleteral)
  • Iris (donde está el color) turbio por edema en la córnea, que está delante de él.

-Glaucoma de ángulo abierto

El ángulo iridocorneal es normal. La evolución es lenta, no existen síntomas aparentes pero se deteriora progresivamente la visión, por lo que se le ha llamado «el ladrón de la vista».

El síntoma principal es la disminución progresiva del campo visual que con frecuencia pasa inadvertida hasta fases avanzadas. Es causado por la obstrucción en la circulación del humor acuoso. El humor acuoso se produce en los procesos ciliares de la cámara posterior del ojo y fluye por las pupilas hasta la cámara anterior. Después la red trabecular drena el líquido al canal de Schlemm y finalmente al sistema venoso.

El ojo normal tiene una presión intraocular determinada. Si esta es demasiado alta (más de 21.5 mm Hg), la presión ejercida sobre las paredes del ojo resulta en una compresión de las estructuras oculares.

Fuente:
GLAUCOMA – Síntomas, Causas y Tratamiento:

http://www.mdsaude.com/es/2016/10/glaucoma-sintomas-y-tratamiento.html